Publicidad
 

Publicidad
 

   Ver HTV    Escuchar Radio Huesca




Campus de Huesca

25 abril 2016
Pulsa para imprimir la noticia    
Disminuir tamaño de fuente  Aumentar tamaño de fuente
Publicidad
 

La sanidad vegetal a análisis en Huesca

El Campus de Huesca aborda este martes, algunas nuevas problemáticas surgidas en el ámbito de la sanidad vegetal. Distintos especialistas revisan cuestiones de actualidad que preocupan en las explotaciones agrarias del valle del Ebro y otros territorios, y las posibles soluciones que se pueden aplicar como la resistencia a los fitosanitarios, la falta de rodenticias para grandes explotaciones o la proliferación de teosinte en cultivos de maíz.

La Jornada sobre sanidad vegetal se iniciará con la ponencia El control de malas hierbas en los cultivos: Buenas prácticas agrícolas, que impartirá el coordinador de la jornada Joaquín Aibar. La resistencia que han ido generando algunas plantas a los herbicidas, protagonizará una intervención que también revisará prácticas que pueden conseguir que esta situación tenga menos impacto, y alternativas que existen en el ámbito de los fitosanitarios o en el manejo y prácticas agrarias.

Agustín Perdiguer Brun, técnico del Departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, abordará, a partir de las 18,15 horas, la problemática surgida del uso de rodenticidas en campos de cultivo, generada por la falta de productos específicamente destinados a grandes explotaciones, ante la orientación de los productores a su producción para uso doméstico.

A las 18,45 horas, Santiago Fuertes, también técnico del Gobierno de Aragón, en su Centro de Sanidad y Certificación Vegetal, explicará el nuevo problema que supone, para los cultivos de maíz del Valle del Ebro, la presencia del teosinte. Esta planta, ya detectada en alguna localidad del sur de la provincia de Huesca, es muy similar al maíz -haciendo difícil su diferenciación, sobre todo en sus primeras etapas de crecimiento- y sigue sus mismos ciclos.

Lorenzo Ortas, de la Federación de Distribuidores para la Protección Vegetal, impartirá, a las 19,15 horas, la última charla que se centrará en el sector de la comercialización de productos fitosanitarios.

La jornada, que cuenta con el patrocinio de la DPH, se realizará desde las 17’30 horas en el Salón de Actos de la institución provincial.



Gran éxito de las jornadas sobre el suelo celebradas en Huesca

Huesca acogió el pasado 9 de marzo la VI Jornada sobre Conservación y Rehabilitación de Suelos titulada "La captura de C en suelos como estrategia frente al cambio climático". El Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) organizó, en colaboración con la Escuela Politécnica Superior de Huesca, el Instituto Universitario de Ciencias Ambientales (IUCA) de Aragón, y la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo (SECS), este evento, que llenó de público su salón de actos. Coordinó la jornada el profesor de Edafología del campus oscense de la Universidad de Zaragoza, David, Badía.

En la primera charla Cecilia Armas Herrera, investigadora de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, habló del "Efecto de las quemas prescritas en el Pirineo oscense sobre el ciclo del C". En ella trató de diversos aspectos relacionados con la quema controlada de matorrales en el Pirineo aragonés. La progresiva reducción de ganado extensivo en montaña está provocando la invasión del matorral de zonas tradicionalmente pastadas ("matorralización"). La expansión del matorral espinoso, explicó, supone, además de una perdida de recursos ganaderos (de pastos), un incremento del riesgo y magnitud de los incendios (debido al aumento de biomasa combustible) y la pérdida de biodiversidad. Para frenar la expansión del matorral, el uso del fuego parece la herramienta más eficiente, si el manejo del mismo es adecuado. En las quemas controladas, los técnicos pueden elegir el momento y lugar de la quema, es decir las condiciones meteorológicas y topográficas óptimas para facilitar el control del fuego.

Además, tratan de conseguir fuegos rápidos, superficiales, de baja intensidad que permitan quemar el matorral con el menor impacto sobre el suelo. En Aragón, son los Equipos de Prevención Integral de Incendios Forestales (EPRIF) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, quienes realizan su trabajo colaborando con los servicios forestales de la comunidad autónoma, entre los meses de noviembre y mayo.

Un grupo de investigación del Campus de Huesca, coordinado por el Profesor David Badía, estudia los efectos que estas quemas controladas de matorral tienen sobre el ecosistema, con especial atención al Carbono orgánico del suelo, componente que juega un papel fundamental en la mitigación del cambio climático, por la gran capacidad que presentan los suelos de secuestrar o emitir carbono a la atmósfera. En esta jornada científica, la ponente Cecilia Armas presentó algunos resultados preliminares sobre los efectos de dos quemas controladas realizadas en el Pirineo de Huesca.

Por otro lado, Nikola Teustcherova, investigadora en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos, de la Universidad Politécnica Superior de Madrid, habló sobre el biochar, carbón vegetal obtenido a partir de la quema de residuos con poco oxígeno. Este material es el principal componente de la "terra preta" descrita por Francisco de Orellana (1542) en el Amazonas, suelos de gran fertilidad en relación al resto del entorno, que recientemente ha adquirido protagonismo por su posible papel en el secuestro de Carbono y el calentamiento global. La ponente expuso cómo a partir de la combinación de rangos de temperatura y concentración de oxígeno pueden obtenerse diversos tipos de biochar, con múltiples propiedades: mayor o menor estabilidad, porosidad, capacidad de retención de agua, alcalinidad, riqueza en nutrientes y C orgánico, etc.

Durante la charla se revisaron los efectos que puede tener el biochar al añadirse al suelo agrícola, con especial énfasis a su influencia sobre la biota del suelo y a los ciclos de los nutrientes y el Carbono. Aunque el principal objetivo de incorporar biochar al suelo es "secuestrar" Carbono en el mismo y que no sea transferido a la atmósfera, la ponente mostró la influencia sobre el rendimiento de los cultivos



Los efectos de la introducción de planes de actividad física en el entorno laboral

Investigadores del Campus de Huesca estudiarán los efectos de la introducción de planes de actividad física en el entorno laboral. Estudiar la repercusión que tiene, sobre la salud y el bienestar de los trabajadores, la implantación de un plan de estas características, y los beneficios que puede aportar a las empresas, son los objetivos de este trabajo. Los investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte de la capital oscense, Nuria Garatachea y Germán Vicente, coordinarán, junto a los responsables del Servicio de Prevención de Mann+Hummel Ibérica esta iniciativa que se desarrollará a lo largo de los próximos años.

El proyecto, que pretende recabar datos objetivos sobre los potenciales beneficios de este tipo de programas en el entorno laboral, constará de una fase de análisis, otra de promoción de la actividad física y una tercera de intervención. Ésta última planteará programas diferenciados para trabajadores de talleres y líneas de producción o de oficinas. Iniciativas desarrolladas en horario laboral se combinarán con propuestas para incorporar la actividad física en la vida diaria.

Este estudio, señala Nuria Garatachea, que destaca su carácter pionero en nuestro país, pretende confirmar que la actividad física, además de los beneficios que aporta a quienes la practican, también ofrece ventajas a las empresas, al reducir las lesiones y enfermedades de sus trabajadores.



Estudios del Campus de Huesca demuestran que la natación no mejora la masa ósea, a diferencia de otras actividades físicas

Un estudio del Campus de Huesca muestra que, a diferencia de otras actividades físicas, la natación no mejora la masa ósea. Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte han analizado el desarrollo del hueso en nadadores de 12 a 17 años, una etapa vital que se considera clave para su conformación de cara a reducir el riesgo de fracturas y otras consecuencias negativas en la edad adulta.

Los autores de estos trabajos, integrados en el grupo de investigación Genud (Growth, Exercise, Nutrition and Development) de la Universidad de Zaragoza, recomiendan que los nadadores incluyan en su entrenamiento ejercicios de saltos para compensar esta situación. E insisten en que estas conclusiones no deben desmotivar la práctica de natación -uno de los deportes más practicados en España-, ya que, indican, mejora la capacidad aeróbica y la fuerza muscular, y tiene pocas lesiones, además de contribuir, "al igual que otros deportes", a la prevención de enfermedades.

Estos trabajos, cuyos resultados han sido publicados recientemente en diversas revistas científicas internacionales, forman parte del proyecto Renacimiento (Repercusión del entrenamiento y la práctica de la natación sobre el desarrollo metabólico y estructural del hueso en crecimiento), que financia el Ministerio de Ciencia e Innovación. Los estudios han sido realizados en una población de nadadores de diversos clubes aragoneses, que dedican entre 10 y 15 horas a la semana a este deporte.

Aunque existe un gran componente genético, el desarrollo óseo también se encuentra influenciado por factores ambientales como la actividad física y la nutrición, explica el profesor Germán Vicente Rodríguez, investigador principal del proyecto. "El hueso se encuentra en un proceso constante de formación y destrucción, predominando en las 3 primeras décadas de vida la formación para posteriormente pasar a predominar la destrucción", continúa. Por este motivo la actividad física realizada durante la adolescencia será clave para incrementar la masa ósea y por lo tanto reducir el riesgo de sufrir una fractura en edades adultas, concluye.

RESULTADOS DEL PROYECTO RENACIMIENTO

Uno de los estudios derivados del proyecto Renacimiento, publicado en la revista Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports, demostró que los nadadores adolescentes presentaban valores similares o incluso inferiores que los jóvenes de su edad que no realizaban ningún otro deporte, explica este investigador, que es actualmente decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte del Campus oscense. Sin embargo, aquellos nadadores que complementaban la natación con otro deporte presentaron valores superiores de densidad y contenido mineral óseo. "El hecho de que los nadadores presenten valores inferiores de densidad mineral ósea, es sin duda una mala noticia", señala, "ya que como refleja el estudio, practicar otros deportes de impacto sí que mejora la masa ósea", pudiendo reducir el riesgo de ! sufrir fracturas en edades adultas.

El riesgo de fractura también viene determinado por la estructura de los huesos que también resultó similar entre nadadores y jóvenes sedentarios y cuyos resultados fueron publicados en la prestigiosa revista Journal of Science and Medicine in Sport.

NATACION

Los resultados de estos estudios "no deben desmotivar la práctica de natación", señala Germán Vicente Rodríguez. "La natación ha demostrado mejorar la capacidad aeróbica, la fuerza muscular y el rendimiento escolar, además de ser uno de los deportes con menor incidencia lesional por lo que su práctica es altamente recomendable", precisa. Y "al igual que otros deportes juega un papel determinante en la prevención de enfermedades". Según la Organización Mundial de la Salud, recuerda el profesor oscense, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud, lo que conlleva un aumento de enfermedades no transmisibles, con el consiguiente gasto económico, y alrededor de 3.2 millones de muertes al año.

En la actualidad la natación es uno de los deportes más practicados en España, siendo en el año 2014, según el Consejo Superior de Deportes, el décimo segundo en número de licencias federativas en España, con un total de 59.123 deportistas y 754 clubes federados.

Junto a Germán Vicente Rodríguez y Alejandro Gómez Bruton participan en el proyecto Renacimiento o en alguno de los estudios citados, los investigadores del campus oscense José Antonio Casajús, Ángel Matute, Alex González Agüero y Jesús Montero (este último de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte pero no adscrito a Genud) y la profesora del campus público de Zaragoza Alba Gómez.



El Campus de Huesca desarrolla una jornada sobre reconocimiento de malas hierbas en FIMA

El Campus de Huesca desarrolla una jornada sobre reconocimiento de malas hierbas en la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA). Investigadores de la sede oscense de la Universidad de Zaragoza y del Centro de Investigación Agroalimentaria de Aragón impartirán las sesiones que se desarrollarán este viernes, 19 de febrero, de 10 a 14,30 horas, en el recinto de la Feria de Zaragoza. Profesionales, técnicos o estudiante, interesados en el control de las malas hierbas para evitar su impacto negativo en los cultivos, son los destinatarios de esta iniciativa que coordina el profesor de la Escuela Politécnica Superior de la capital altoaragonesa, Joaquín Aibar.

Para facilitar el afrontamiento de estas situaciones, que generan importantes costes en las explotaciones agrarias, en esta jornada se explicarán los criterios básicos para identificar estas plantas en sus estadios iniciales de crecimiento. La exposición se centrará en las plántulas de malas hierbas, de hoja ancha y de hoja estrecha, que afecten a los principales cultivos del valle medio del Ebro.

“Las malas hierbas pueden ocasionar importantes pérdidas económicas en la explotación agraria”, explica Joaquín Aibar, que dirige el postgrado en Protección Vegetal del campus oscense, especializado en el tratamiento de plagas en la agricultura. Alrededor de 350 millones de euros, recuerda, se gastan anualmente en España en herbicidas. “Para que aumenten su eficacia y rentabilidad económica y ambiental las distintas medidas de control que se pueden emplear (labores y prevención, o herbicidas, entre ellas) es necesario conocer, lo antes posible, el agente que causa el problema en una finca o en cultivo”, continúa. De ahí la importancia de identificar estas plantas antes de que se desarrollen en exceso.

Carlos Zaragoza, Alicia Cirujeda, Gabriel Pardo, Ana Isabel Marí y María León, además de Joaquín Aibar, participarán en esta jornada que abordará el reconocimiento de las plántulas de malas hierbas, con especial atención a las más problemáticas, y también de sus semillas y diásporas (otras partes de las mismas que les sirven para reproducirse).




1••2••...10
Publicidad
 

Publicidad
 

© Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta página sin la autorización escrita de Radio Huesca. S. A.
Información Legal Privacidad Contacto
Mapa Web  |  Diseño y desarrollo: WebDreams Valid XHTML 1.0 Transitional