Jueves, 28 de junio de 2012
Cultura
Patrimonio cultural y musical se unen en “Clásicos en la Frontera”
Quintet Verger será el encargado de inaugurar el festival

El próximo 14 de julio dará comienzo la XVI edición de “Clásicos en la Frontera”, que con un presupuesto muy reducido volverá a conjugar el patrimonio cultural de la Ribagorza con la música clásica. Una de las citas más longevas de esta comarca que suma a la lista de escenarios el Monasterio de Obarra, un marco incomparable donde se podrá disfrutar el 25 de agosto del cuarteto de cuerdas “Klimt Quartet”.

“Clasicos en la Frontera” se caracteriza por ofrecer al visitante conciertos de máxima categoría es espacios únicos y emblemáticos de una comarca tan rica en patrimonio como es la Ribagorza, haciendo que en ediciones anteriores llegaran entre 6.000 y 7.000 turistas solo en las fechas del festival.

En esta decimosexta edición, el festival vuelve con más ganas aunque con menos presupuesto, pasando de 75.000 euros el año pasado a los 45.800 este 2012. “Estrecheces económicas” que no son una excusa para que la organización siga apostando por la música de calidad, contando con artistas relevantes en el panorama nacional e internacional, y con artistas jóvenes y aragoneses para potenciar la industria cultural autóctona.

Benabarre, Graus, El Grado, Torreciudad o Secastilla son solo algunos de los municipios donde se podrá disfrutar del festival entre el 14 de julio y el 26 de agosto.