huesca

Antonio Rivera: "Si no se hiciera nada, en lugar de 6.000 estorninos, en Huesca habría 60.000"

La combinación de sonidos de alarma, punteros laser y pirotecnia es lo que se ha demostrado más efectivo para su control

Estorninos, al atardecer, llegando al Parque Miguel Servet


Los estorninos viven en las distintas zonas arboladas de Huesca en otoño e invierno. Estamos, pues, en plena temporada y, aunque la presencia de estas aves haga pensar que los trabajos que se hacen para controlarlos no funcionan, la realidad es que hace 15 años llegó a haber más de 100.000 estorninos en el Parque Miguel Servet de Huesca y hoy en día la población más o menos fija se sitúa entre 6.000 y 7.000. Para ello, la empresa Anticimex realiza actuaciones combinadas tres veces a la semana.

Su responsable, Antonio Rivera, sabe que muchos oscenses piensan que pierden el tiempo, pero esto no es así. Ellos realizan conteos constantes y si no se actuase, la población de estas aves sería mucho mayor, podríamos estar llegando hasta los 60.000. De hecho, recuerda que cuando empezaron a trabajar en esta cuestión, en el Parque Miguel Servet había más de 100.000 estorninos, y esta zona era impracticable por el sonido y el hedor. Era imposible pasear o correr por él, y menos aún estar en los juegos infantiles.

Anticimex (hasta hace unos meses Ambien) es la empresa que desde noviembre de 2015 tiene encargada la gestión del control de la población de estorninos por parte del Ayuntamiento de Huesca. En estos quince años han evolucionado, puesto que los pájaros se van habituando y hay que buscar nuevas acciones. Lo que se ha demostrado más efectivo es la combinación de actuaciones: sonidos, luces y pirotecnia.

Los sonidos que se les ponen también son variados: imitan gemidos de estorninos, gritos de alarma de urracas, o gritos de depredadores y rapaces, además de disparos de escopeta ficticios, o sirenas. También se utilizan punteros láser y pirotecnia. Saben que esta es muy molesta para los perros, pero la experiencia les ha demostrado que no utilizarla empeora los resultados.

Anticimex actúa en tres sesiones semanales, martes, miércoles y jueves. En cada ocasión trabajan en unas diez o doce zonas de la ciudad, aunque en total manejan un total de 30 puntos a los que los estorninos suelen acudir. Los que son fijos son el Parque Miguel Servet, el pinar del Hospital Provincial y el Parque del Encuentro.

Al ver que sigue habiendo muchos pájaros que vuelven en cuanto cesan los ruidos y cohetes, mucha gente piensa que se está perdiendo el tiempo y no logran sus objetivos, pero Rivera insiste en que no.