ELECCIONES MUNICIPALES 

Cambiar Huesca defiende que los barrios sean "espacios educativos en el ocio y tiempo libre"

Cambiar Huesca
Cambiar Huesca en las inmediaciones del Parque Universidad

El Torreón de María Auxiliadora acogió ayer tarde la actividad lúdica infantil programada por Cambiar Huesca para reivindicar los barrios como espacio de esparcimiento, pero sobre todo de educación y socialización para los más pequeños. “Queremos fomentar el barrio como espacio educativo -señaló Pilar Callén, candidata de Cambiar a la alcaldía de Huesca-, una ciudad que no tiene en cuenta sus barrios no hace ciudad. Necesitamos barrios que promuevan actuaciones educativas en el ocio y tiempo libre de nuestros niños y niñas”.

Cambiar Huesca contempla en su programa municipal un amplio conjunto de medidas en torno a lo que denominan “ciudad cuidadora”, en el que se hace especial hincapié en la infancia, aunque también en la juventud y los mayores. “Las administraciones públicas -subraya Pilar Callén-, y sobre todo las más cercanas, es decir, los ayuntamientos, deben asegurar las condiciones para que los ciudadanos y las ciudadanas que aquí vivimos accedan a aquellos servicios públicos que les permitan desarrollarse como personas, satisfaciendo sus necesidades educativas, deportivas, culturales y de ocio desde los primeros momentos de la vida”.

Para Cambiar Huesca se debe entender el concepto de ciudad cuidadora desde una perspectiva amplia, que vaya más allá de las instituciones tradicionales y considere la educación como un eje transversal en el proyecto político de construcción de la convivencia colectiva. “La familia y la escuela -dice Callén- juegan un papel muy importante en la educación, pero la cultura, la planificación urbana, el deporte, las cuestiones medioambientales y de salud, las presupuestarias… también incluyen conocimientos, destrezas y valores que generan sin lugar a dudas nuevas formas de educación. Trabajar por una ciudad en la que sea posible desarrollarse como persona y como sujeto colectivo es una de las tareas que han implicado mayor responsabilidad y reflexión en la elaboración de nuestro programa”.

Cambiar Huesca elaborara un Proyecto Educativo de Ciudad que permita desarrollar en la gente más pequeña el interés por conocer el entorno en el que

viven: cultura, arte, instituciones y servicios, al tiempo que se fomentan valores como la solidaridad, la convivencia, la igualdad, el respeto por el medio y la sostenibilidad. “A partir de un proceso participativo elaboraremos también un Plan de Infancia y Juventud para esta ciudad en la que nuestros niños y niñas y los jóvenes tengan voz y voto. Un Plan que esté adecuadamente financiado y que pueda dinamizar acciones dirigidas a la gente más pequeña”.

Pilar Callén, educadora social, concluye con determinación: “El empoderamiento y la participación de nuestros niños y niñas y de nuestra juventud es fundamental. No votan, pero son nuestro futuro y debemos escucharles, es nuestra responsabilidad”.

Comentarios