cáritas

Cáritas Huesca pide compromiso para acabar con el ‘sinhogarismo’

La ONG recuerda que en Huesca hay en la actualidad 4.000 viviendas vacías

Acto Cáritas nadie sin hogar
Acto Cáritas reivindicando "Nadie sin hogar"


Con el grito de “Nadie sin hogar es posible”, Cáritas Diocesana de Huesca ha reivindicado en un acto celebrado en la plaza de Navarra, la posibilidad de acabar con la situación de ‘sinhogarismo’, que afecta en Aragón a unas 24.000 personas con vivienda insegura y a unas 167.000 que habitan en viviendas inadecuadas. Por lo que respecta a Huesca, según datos de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, existen en torno a 4.000 casas vacías.

A lo largo del pasado año 2017, Cáritas Huesca atendió a un total de 830 personas en situación de “sin hogar”. Además, ha constatado que al 65% de las personas demandantes de una vivienda social en Huesca no se les está dando una respuesta adecuada en su derecho a una vivienda digna y asequible.

En este momento, solo hay una vivienda de alquiler social por cada 3 personas a las que el Gobierno de Aragón les ha reconocido como potenciales beneficiarios de un alquiler de estas características. Cáritas pide que las instituciones, entre ellas el ayuntamiento de Huesca se comprometan a ayudar a las personas sin hogar.

Acto Cáritas nadie sin hogar
Los participantes pegaban en una casa imaginaria lo que debe ser un hogar

Desde Cáritas quieren dejar patente que queda mucho trabajo por hacer, pero con la voluntad de toda la ciudadanía, los medios de comunicación, las entidades sociales y las administraciones públicas, locales y autonómicas, fundamentalmente, se pueden cambiar las cosas.

A través de una casa simulada en un panel se ha querido demostrar que un hogar es mucho más que un techo.

En el transcurso del acto, en el que participaba un centenar de personas, entre ellos numerosos usuarios de Cáritas, se explicaban los motivos de esta concentración, que ya es una tradición dentro de las Jornadas de Solidaridad de Cáritas Huesca. Este año, además, se quiere poner el acento sobre el derecho que supone contar con una vivienda digna, asegurando que son derechos, no regalos.

Comentarios