festival de cine

Carlos Saura dará su nombre al premio Ciudad de Huesca del Festival Internacional de Cine

El realizador oscense fue el primero en recibir este reconocimiento, que ahora le rinde tributo

Carlos Saura
Carlos Saura, cuando recibió el premio Ciudad de Huesca en el Festival de Cine

El realizador oscense Carlos Saura dará nombre a uno de los premios homenaje que concede el Festival Internacional de Cine de Huesca. Desde su 47ª edición, que se celebrará del 7 al 15 de junio de 2019, el galardón pasará a denominarse “Premio Ciudad de Huesca Carlos Saura”. La decisión tomada por el comité de dirección del certamen cuenta con el beneplácito del cineasta altoaragonés quien se muestra “muy honrado y emocionado” por este tributo. La decisión responde a “la importancia de la figura de este cineasta universal y su procedencia oscense, así como su vinculación con la ciudad” en palabras de Rubén Moreno, director del certamen. La concesión se llevará a cabo en una de las galas celebradas durante la cita y será el propio Saura o un miembro de su familia, en caso de que este no pueda asistir, quien lo entregue.

El galardón que cuenta con un fuerte arraigo histórico y el apoyo del Ayuntamiento de Huesca fue entregado en su primera edición (1991) al propio Saura. Desde entonces ha reconocido la trayectoria de figuras como Fernando Trueba, Arturo Ripstein, Bigas Luna, Vicente Aranda, Julio Medem, Gracia Querejeta o Icíar Bollaín. En su más reciente etapa, el premio reformuló su esencia buscando destacar trayectorias consolidadas, pero con una gran proyección, y bajo este espíritu se ha otorgado a nombres tan relevantes del cine actual como Adriana Ugarte, Silvia Abascal, Paula Ortiz, Leticia Dolera o Aura Garrido.

Carlos Saura, nacido en Huesca, cuenta con una de las filmografías más premiadas a nivel internacional, uno de los nombres con mayúsculas de la historia del séptimo arte. Más de 50 años en la profesión donde aparecen títulos como Cría cuervos, ¡Ay, Carmela!, La Prima Angélica, Tango o Bodas de Sangre entre muchos otros y cerca de un centenar de reconocimientos, algunos tan destacados como el premio BAFTA, un Oso de Oro y dos de plata como mejor director en Berlín, el Gran Premio del Jurado en Cannes y San Sebastián o dos premios Goya. Este cineasta incansable no pone límites a su espíritu creativo y tras presentar recientemente su último documental Renzo Piano, un Arquitecto para Santander en la 63 Seminci, se encuentra ya sumergido en varios proyectos profesionales: “El rey de todo el mundo”, un musical que rodará en México a principios del año que viene, y un largometraje sobre Picasso, para la que lleva más de 8 años trabajando e intentando poner en marcha.

Comentarios