Infrestructuras

Las obras entre Campo y el Congosto de Ventamillo atraen a 24 empresas

El 22 de abril se abrirán las plicas para intervenir en la carretera N-260 y mejorar las conexiones con el Valle de Benasque

N-260. Cruce camiones Congosto
A finales de año podrían iniciarse las obras si se cumplen los plazos previstos

El 13 de marzo concluía el plazo para presentar ofertas para la obra de acondicionamiento de la N-260 entre Campo y el Congosto de Ventamillo. Son 24 las empresas que optan a ejecutar esa actuación cuyo importe es superior a los 46 millones de euros con un plazo de ejecución de 38 meses. La apertura de plicas está prevista para el 22 de abril a las 10 horas. Si los plazos se cumplen las obras podrían comenzar en el último trimestre de 2019.

Según la información de la Plataforma de Contratación del Sector Público del Ministerio de Fomento, entre las 24 empresas licitadoras, figuran Acciona Construcciones, Aldesa Construcciones, Azvi, CHM, Obras e Infraestructuras S.A-Arnó Infraestructuras, Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos, Construcciones Sánchez-Domínguez-Sando, Constructora San José, Copcisa-Becsa, Copisa-Torrescámara, Dragados, FCC Construcción, Ferrovial Agromán, Marco Infraestructuras y Medio Ambiente-ASCH Infraestructuras y Servicios, Obras, Caminos y Asfaltos, Obrascón Huarte Lain, Oproler Obras y Proyectos-Construcciones y Ecavaciones Erri Beri, Peninsular de Contratas-Sociedad General de Obras-Equipamientos Blaslo-Montajes Industriales Álvarez, Puentes y Calzadas Infraestructuras, Rover Infraestructuras-Viuda de Sainz-Lurpeko Lan Bereziak, Sacyr Infraestructuras-Cavosa Obras y Proyectos, UTE Lantana y Ecisa, UTE Abaldo-Ciser, UTE Obras Públicas y Regadíos-Construcciones Pérez Jiménez y Vidal Obras y Servicios-Comsa.

El tramo de la carretera N- 260 que se acondicionará se encuentra comprendido entre los puntos kilométricos 391,600 y 404,150, entre Campo y el Congosto de Ventamillo, 11,98 kms. Las obras incluyen las actuaciones necesarias de conservación y rehabilitación del firme en el tramo correspondiente al Congosto del Ventamillo, entre los puntos kilométricos 388,100 y 391,600, donde, por razones ambientales, se conserva el trazado y la sección transversal de la carretera actual. También se incluye la rehabilitación de firme en la travesía de Seira.

La solución proyectada en el citado tramo de la N-260, donde en la actualidad, la anchura de la calzada es de unos 5,5 m, con ligeros sobreanchos de hasta 6 m y estrechamientos hasta los 4,5 m en zonas puntuales que dificultan el cruce de vehículos, consiste en ampliar hasta una anchura de 8 m (dos carriles de 3,50 m y arcenes de 0,50 m). La ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera se minimizarán mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. También se dotará a la carretera de sobreancho en las curvas. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. El proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 m y 540 m de longitud respectivamente.

Comentarios