carreteras

El Monrepós reabre una semana después del hundimiento de la calzada

Los vehículos circulan desde este viernes en la N-330 por un desvío provisional que restablece la principal vía de comunicación del Pirineo oscense 

Coches pasando por el Monrepós
El director general de Carreteras y las autoridades aragonesas reciben explicaciones técnicas en el tramo provisional del Monrepós abierto este viernes. 

Un desvío provisional de 300 metros permitía este viernes a las cuatro de la tarde reabrir al tráfico la N-330, la principal vía de acceso al Pirineo. Se trata de una obra realizada de urgencia con 20 operarios trabajando 24 horas al día la última semana. Esta vía provisional discurre de forma paralela al tramo afectado por los deslizamientos de tierra que obligaron a cerrar la carretera el pasado viernes. Permite una circulación sin limitaciones para vehículos ligeros, pesados ni tampoco restricciones de velocidad.

Abre el nuevo tramo del Monrepós

Jorge Urrecho, director General de Carreteras de Fomento
URRECHO 1 MONREPOS 20

Este paso servirá durante varios meses para restablecer la circulación en la carretera de Monrepós. Desde Fomento todavía no especifican una fecha porque los técnicos siguen sondeando el terreno en el trazado original y analizando los deslizamientos de tierra provocados por las intensas precipitaciones de agua y nieve de los últimos meses.

URRECHO 2 MONREPOS 20

Hay ya varias opciones encima de la mesa para reparar el tramo afectado por los hundimientos y con grietas de hasta 50 metros. Una de ellas es “quitar todo el terreno y construir un nuevo desmonte” para garantizar la seguridad. Otra alternativa es la construcción de un puente, pero “sería en función del resultado de los ensayos y si se determina que esta infraestructura sería útil”, en palabras de Jorge Urrecho, director General de Carreteras de Fomento.

URRECHO 3 MONREPOS 20

Este desvío provisional “era una emergencia”, recalcaba director General de Carreteras de Fomento en la apertura del mismo. Por eso todavía no se ha cuantificado el coste de la actuación, pero apostillaba que “lo fundamental era restablecer el tráfico” para resolver los problemas circulatorios que sufría estos últimos días la provincia de Huesca y hacerlo “con seguridad”.

URRECHO 4 MONREPOS 20

Las actuaciones en estos 300 metros de trazado provisional han incluido la consolidación del terreno y una mejora en el drenaje de aguas para que en ningún caso pueda suceder lo mismo que en el tramo hundido.

URRECHO 5 MONREPOS 20

De este modo, la reapertura de la N-330 descongestiona el tráfico en la A-132 por Santa Bárbara, la principal vía de acceso hacia Jacetania y Alto Gállego durante estos días. La circulación se desviaba por esta carretera que, cabe recordar, durante el pasado fin de semana permaneció varias horas cortada por un desprendimiento de rocas en el km 42, en el término municipal de Murillo de Gállego.

Las obras para reparar el tramo afectado por hundimientos comenzarán “en breve”, según palabras de Urrecho, porque la disposición del Ministerio es trabajar con “la misma celeridad” con la que se ha construido este desvío provisional. De hecho, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, que presidió la reunión de coordinación el pasado sábado por la situación de las carreteras en Huesca, estimó un plazo de entre siete y diez días para la ejecución de esta obra, pero se agilizaba hasta tal punto que incluso se adelantaba la última previsión de abrirlo este sábado. 
 
La apertura oficial al tráfico estaba anunciada por el propio Ministerio a las 15:00 horas de este viernes, pero finalmente no se produjo hasta una hora después. Este retraso provocó retenciones en Nueno y en el Hostal de Ipiés y algunas quejas de automovilistas que habrían previsto cruzar el puerto desde las tres de la tarde y se encontraron que la vía continuaba cortada.

Del mismo modo, el propio Jorge Urrecho dejaba muy claro que ni esta actuación de construcción de un desvío provisional ni las futuras obras de reparación del tramo afectado por los deslizamientos de tierra afectarán a los plazos previstos para la conversión de la N-330 en la A-23, con tres trazados que se encuentran en obras.

Trabajos para la ejecución del desvío provisional

Las actuaciones realizadas en el kilómetro 602 de la carretera N-330 han consistido en el desmonte de un metro de la ladera pegada a la propia vía. Es decir, transcurre de manera paralela al tramo afectado por los hundimientos de tierra donde aparecieron las grietas. Se ha asfaltado un vial de doble sentido con arcenes a ambos lados y una cuneta de drenaje que ocupa un total de ocho metros.

Para garantizar la estabilidad del terreno, se ha construido un muro de escollera de dos metros de altura en el encuentro del trazado provisional con la ladera. Y en la franja de resguardo con la N-330, se han hincado en el terreno una hilera de raíles de ferrocarril para que ejerzan de pantalla.

Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Coches circulando por el tramo provisional del Monrepós tras su apertura
Comentarios