tribunales

Acuerdo de culpabilidad por malversación de fondos públicos en el SAC de Monzón

Los hechos se denuncian por el ayuntamiento ya que se detectan irregularidades en el material y sistemas informáticos del servicio

SAC
Servicio de Atención al Ciudadano donde se detectaron las irregularidades / Monzón

Un exempleado municipal, dos empresas de servicios informáticos y el redactor de la memoria para obtener el contrato se han declarado este martes  culpables de un delito de malversación de caudales, falsedad documental, fraude y exenciones fiscales, y negocios ilegales en las contrataciones efectuadas para el equipamiento informático de la Oficina de Atención al Ciudadano (SAC) por un montante de unos 100.000€.

Al final, el juicio previsto en la Audiencia Provincial de Huesca con jurado popular no se celebraba, al  alcanzar un acuerdo con los condenados por el que reconocían los delitos,  aceptaban penas de menos de dos años y el pago de una cuantía económica, frente a los nueve años que se pedía en alguno de los casos. El juez emitía una sentencia con arreglo a la entente habida con Fiscalía y acusaciones.

El ayuntamiento de Monzón en el año 2011, tras confirmar la existencia de irregularidades cometidas por este trabajador contratado como responsable de Organización y Sistemas, presentaba una querella criminal en el Juzgado de Instrucción de Monzón. Su titular decidía ampliar la responsabilidad a los ahora declarados culpables.

En el informe realizado, tras relevar al trabajador ahora condenado, se detectaban sobrecostes en algunos materiales comprados, equipos que no funcionaban y equipos y programas adquiridos que no se encontraban en el consistorio.

Por este motivo, la Juez iniciaba diligencias tomando declaración a la edil que llevaba el SAC, a la responsable del servicio y a las empresas que habían suministrado y trabajado en el equipamiento. Al final, se limitaba la responsabilidad de los delitos a los ahora culpables eximiendo cualquier responsabilidad política.

Las irregularidades se detectaban en 2011 cuando gobernaba el PSOE y se daba cuenta al nuevo equipo de Gobierno del PP, que era el que decidía interponer la querella.

Fuentes municipales explicaban que se ha conseguido que los acusados reconocieran su culpabilidad y que se reintegra parte del dinero a las arcas municipales.

Desde una  de las defensas se mostraban satisfechos con la sentencia ya que se conseguía una reducción considerable de las penas y de la responsabilidad civil que se pedía inicialmente.


Comentarios