comarcas

Acuerdo entre "Los pueblos más bonitos de España" y esMontañas para la revitalización de los pequeños municipios

Buscan avanzar en el diseño de políticas y programas para  fomentar nuevas oportunidades empresariales o luchar contra la despoblación

esMontañas. Pueblos bonitos
Momento del encuentro  entre Iglesias y Mestre que tenía lugar en Aínsa, capital de la Montaña Española en 2021

El presidente de la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España, Francisco Mestre, y el presidente de la Asociación Española de Municipios de Montaña, Marcel Iglesias se han reunido, en una primera toma de contacto, para tomar decisiones encaminadas a la necesaria revitalización del medio rural y la protección de los pueblos de montaña.

Ambas asociaciones, como referentes de la puesta en valor del mundo rural, y reconocidos como interlocutores válidos por el Gobierno de España, buscan avanzar en el diseño de políticas y de nuevos programas que permitan restaurar los sistemas productivos locales, fomentar nuevas oportunidades empresariales, redefinir las formas de relación entre el mundo rural y las ciudades y luchar contra la despoblación que sufre la mayor parte de estos municipios.

Con esta reunión, se abre una vía a la colaboración entre ambas asociaciones que juntas reúnen a cerca de 400 pueblos, todos con un patrimonio cultural e histórico único.

Francisco Mestre, ha destacado la “importancia de trabajar juntas ambas redes, para que los habitantes del mundo rural tengan voz en los poderes públicos, se conozcan sus problemas y se detenga el éxodo de sus vecinos” para ambas asociaciones, el ser reconocidas como interlocutores válidos por el Gobierno de España “favorece que la voz de los vecinos de estos pequeños pueblos sea escuchada antes de tomar decisiones que pueden afectar la supervivencia de nuestro modo de vida”.

“La mayoría de los pueblos más bonitos de España son también pueblos de montaña”, ha dicho el presidente de esMONTAÑAS, Marcel Iglesias. “Ambas asociaciones vamos a trabajar juntas hacia proyectos que puedan beneficiar a nuestros pueblos de la España de interior intentando ser su altavoz”.

El presidente ha acudido al encuentro acompañado por María Vergés, síndica de Aran y el alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, que durante 2021 es la capital de la Montaña Española.

Las medidas en las que van a trabajar conjuntamente ambas asociaciones van destinadas a que puedan afrontar el grave problema de la despoblación, sobre todo en los pequeños municipios, donde una fiscalidad diferenciada, un impulso a la economía circular y servicios en igualdad de condiciones, así como ayudas para mejorar las telecomunicaciones (en muchos de los pueblos, faltan incluso cajeros automáticos) y para afrontar el varapalo en el sector turístico que muchos de estos pueblos han sufrido debido a la pandemia.

Para Mestre, existe una “urgente necesidad de que en nuestros pueblos se adopten medidas efectivas para hacer frente al problema de la despoblación, teniendo un especial cuidado en la correcta aplicación de estos fondos que vienen desde la Unión Europea, más ahora cuando la pandemia ha obligado a limitar, o incluso cerrar, gran parte del tejido productivo de estos bellos pueblos: el turismo”.