Entidades 

Adelpa pide la paralización de todos los expedientes en tramitación de parques fotovoltaicos

La propuesta pide también retomar el concepto de Reserva Energética para el territorio

Adelpa
Imagen de la Asamblea de Adelpa en Boltaña.

La Asamblea de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés ha aprobado por unanimidad una propuesta sobre la necesidad de buscar seguridad jurídica para los ayuntamientos que alberguen proyectos fotovoltaicos, así como otra referente a las concesiones hidráulicas.

La defensa del territorio frente a proyectos fotovoltaicos que no respeten el consenso y diálogo con sus habitantes es el principal acuerdo adoptado en la asamblea de Adelpa, formada por un centenar de ayuntamientos y entidades de diversos sectores, tanto económicos como sociales.

El presidente de la asociación, Pablo Castán, ha destacado “la importancia de que este acuerdo se haya alcanzado por unanimidad, demostrando la preocupación de todo el territorio pirenaico por las afecciones que estos proyectos pueden tener en algunas zonas y, a la vez, reclamando con una sola voz la regulación vía normativa autonómica, de estas instalaciones, proporcionando seguridad jurídica a los ayuntamientos en cuyos territorios se proyectan dichos parques”. Mientras esta normativa no se desarrolle, la Asociación solicita la paralización de todos los expedientes en tramitación.

La propuesta pide también retomar el concepto de Reserva Energética para el territorio, estableciendo que un porcentaje de la energía se quede en el ámbito territorial donde se genera; así como el mismo tratamiento entre las zonas afectadas por la evacuación de dicha energía y aquellas en las que se genera.

Adelpa pide también fomentar la instalación de particulares, industrias, agroindustria, agricultura o cualquier instalación de nuevo emprendimiento en los territorios donde la energía pueda tener costes más competitivos.

Unanimidad también en la segunda propuesta aprobada en la Asamblea de Adelpa en relación con las concesiones y reversión de centrales hidroeléctricas, “una vez más pedimos que los territorios afectados por estas infraestructuras obtengan una compensación por los efectos derivados de su actividad” ha apuntado Castán, “estamos hablando en la mayor parte de los casos de zonas rurales y de montaña en clara regresión, lugares en los que es vital el mantenimiento de servicios, recursos y oportunidades comparables al medio urbano”.

Entre otras contraprestaciones a los pequeños ayuntamientos donde se produce la caducidad de las concesiones y su reversión al Estado, la asociación pide medidas inmediatas para que estos consistorios no pierdan los pocos ingresos generados por las centrales, “su pérdida agrava todavía más los problemas territoriales y demográficos que ya padecen” ha señalado el presidente de Adelpa.

La asociación solicita además una revisión de los títulos de ocupación de los montes de titularidad municipal para actualizar sus condiciones a la legislación vigente, un estudio sobre los costes de desmantelamiento y restitución del territorio cuando estas instalaciones queden obsoletas y no sea viable su explotación industrial, así como la coparticipación municipal en la energía producida y en los rendimientos de la central hidroeléctrica ubicada en su término municipal.