variante de jaca

Admitido a trámite el recurso contra la variante A21-A23 a su paso por Jaca

La Sala Sexta del Tribunal Superior de Justicia de Madrid admite el recurso por incumplimiento de la legislación medioambiental y la de patrimonio.

Imagen el proyecto de la variante
Proyecto de la variante 

El recuso Contencioso administrativo presentado por la Asociación Jaca Sin Perder el Norte al proyecto de la variante de Jaca ha sido admitido a trámite por la Sala Sexta del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Según informan desde la asociación, el TSJM ha considerado que el proyecto aprobado por el Ministerio de Fomento podría incumplir tanto la legislación medioambiental, como la de patrimonio y causa diversos perjuicios sociales a la población.

Margarita Langa, presidenta de la Asociación explicaba que estudiaron el caso, su gabinete de abogados consideró que había base legal y lo presentaron. Tras unos meses esperando les han comunicado que lo admiten a trámite y comienza así el proceso legal de algunos vecinos de la localidad contra el proyecto ideado por el Ministerio de Fomento.

Ahora, explica Langa, debemos entregar más documentación al despacho de abogados. Hasta que haya una resolución final siguen pidiendo “reflexión” y una moratoria al proyecto. Sus quejas van relacionadas con las afecciones medioambientales, las que afectan al trazado del Camino de Santiago o las personales para propietarios de viviendas que verían la variante

Asimismo, añaden desde el comunicado de la asociación Jaca sin perder el norte, “el Contencioso admitido a trámite refleja la vulneración del artículo 13 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, por entender que el expediente del proyecto de construcción de la autovía, no justifica adecuadamente la naturaleza jurídica de la declaración de utilidad pública.”

Este proyecto de enlace de las autovías A21 y A23, a su paso por Jaca, fue aprobado inicialmente el 18 de diciembre de 2015. Su coste se estimaba en 114’59 millones de euros.

Argumentos de las Asociaciones contrarias a la variante

Consideran que tanto para los estudios de impacto como para la propia realización del proyecto, se están manejando mapas de 1999, sin tener en cuenta que en la actualidad el trazado previsto transcurre por zonas urbanas consolidadas y de formidable expansión para la ciudad. Por ello, explican, los mapas que manejan las consultoras son erróneos debido a su falta de actualización ya que en las zonas inhabitadas de 1999 viven actualmente más de 400 familias y se propone, en el proyecto del Ministerio, derribar varios edificios con los consiguientes desahucios de quienes actualmente los habitan.

Continúan diciendo que el trazado propuesto por el Ministerio de Fomento “afecta también al Hospital de Jaca, la Residencia de Ancianos Vitalia, un hotel en activo y el propio suministro de agua de la ciudad. Asimismo quedará seriamente dañado el Camino de Santiago en tres puntos, el propio río Aragón y las escasas e imprescindibles ganaderías y agriculturas de la zona así como el patrimonio milenario de la ribera del Aragón.”

En su opinión “también quedaría imprudentemente dañada la imagen de Jaca y por lo tanto la economía local, basada, en gran medida, en su activo turismo de montaña. Otro de los aspectos que más preocupa a la población es la contaminación que causará en su entorno el elevado tráfico de camiones previsto, contaminación que, a su vez, será dirigida por los vientos dominantes generalmente del O-NO que trasladarán la polución acústica y tóxica a la ciudad.”

La Asociación Jaca sin Perder el Norte y la Asociación de Vecinos Polígono Estación Dos y Otros Polígonos Anexos continúan con su programa de oposición al trazado de la variante de Jaca y anuncian que se prolongará la campaña de recogida de firmas -que hasta el momento alcanzan las 2.500-, así como con su programa de información y sensibilización de la opinión pública, a través de mesas, charlas informativas y actividades diversas, encaminadas a la concienciación de la población sobre los múltiples problemas derivados del proyecto del Ministerio de Fomento.


Comentarios