canfranc

Alain Rousset ratifica la colaboración francesa en un futuro museo del ferrocarril en Canfranc

El presidente de Nouvelle Aquitaine se trasladaba a Canfranc para recibir el título de Hijo Adoptivo. Es "de los mayores impulsores de la reapertura"

Alain Rousset, Bernard Uthurry, Fernando Sánchez
Alain Rousset (centro), este viernes junto al vicepresidente de Aquitania, Bernard Uthurry, y el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez (derecha)

Estaba previsto el acto para el pasado 19 de julio pero finalmente era este viernes cuando el presidente de la región francesa de Nouvelle Aquitaine se trasladaba a Canfranc para firmar el documento de nombramiento de Hijo adoptivo de la localidad. Alain Rousset, acompañado por el vicepresidente de Aquitania, Bernard Uthurry y representantes del Ayuntamiento canfranqués, encabezados por su alcalde, Fernando Sánchez, aprovechaba para visitar las obras que se están realizando en la Estación Internacional y en la explanada posterior.

Desde hace meses hay más de 70 obreros trabajando en la colocación de las nuevas vías de tren y la reconstrucción de una nueva estación de viajeros.

El alcalde de Canfranc aprovechaba para hablar de futuros proyectos de colaboración entre ambas regiones. “Estamos hablando de proyectos que pueden tener mucho interés y los franceses están interesados en colaborar con nosotros. Uno de los proyectos es el museo que se va a realizar en lo que era el antiguo taller de máquinas. Aquitania quiere estar porque es un museo de la historia de lo que fue la construcción del ferrocarril de Canfranc, una gran obra que fue un proyecto hispano-francés. De hecho parte de esa estación pertenecía a Francia.

La reapertura de la línea internacional, una prioridad para Rousset
El nombramiento del presidente de la región francesa de Nouvelle Aquitaine como Hijo adoptivo de Canfranc es la forma que tiene este municipio de reconocer su labor de impulso a la reapertura de la línea internacional ferroviaria.

Alain Rousset Hijo Adoptivo de Canfranc
Alain Rousset muestra el título de Hijo Adoptivo de Canfranc

Alain Rousset está siendo uno de los mayores impulsores de la lucha para la reapertura del Canfranc y, no sólo con palabras, sino con hechos. Bajo su presidencia se ha renovado y modernizado el tramo entre Pau y Olorón, se ha vuelto a abrir al tráfico ferroviario el tramo entre Olorón y Bedous dejando el tren a tan solo 25 km del túnel del Somport. Todo ello utilizando fondos propios de la región de Aquitania y no exento de muchas críticas. Es un político de raza y tenaz, ya le he dicho varias veces que podía ser aragonés por ese motivo. Tiene un gran prestigio en toda Francia e incluso le ofrecieron ser ministro, oferta que rechazo por seguir vinculado a su territorio. Desde 1988 es presidente de Aquitania y a sus 68 años sigue teniendo, entre sus proyectos prioritarios, ver pasar trenes de Francia a España por el túnel del Somport. En la actualidad, junto con la Comunidad Autónoma de Aragón, ha impulsado la llegada de fondos europeos para los estudios definitivos de cara a la reapertura de esta línea, situándola en cabeza de los proyectos que pueden conseguir financiación europea para las obras en los próximos años. Su gran peso político debe ser clave para conseguir el objetivo de recuperar este ferrocarril. En múltiples entrevistas esgrime los motivos por los cuales defiende este proyecto, entre ellos destacan la defensa del medio ambiente (fomentar el transporte por ferrocarril alternativo a la carretera), por el turismo, la recuperación de una obra que debía de ser patrimonio de la humanidad y sobre todo hacer justicia con todas aquellas personas que lucharon y trabajaron en ella, incluso algunos se dejaron la vida, y no es de recibo que esté cerrada.

Comentarios