CARRETERAS

Alcaldes de la zona francesa piden la prohibición de vehículos pesados tras la contaminación al río

Resurge el debate sobre la peligrosidad de la carretera francesa del Somport

RN- 134
RN- 134

Tras el accidente del camión altoaragonés que costaba la vida a un transportista de Jaca, varios alcaldes de los municipios por donde pasa la RN-134 plantean la prohibición de circulación de vehículos pesados y, especialmente, del transporte de mercancías peligrosas. El diario galo La République des Pyrenées habla de quejas puntuales de los responsables municipales de localidades francesas por donde pasa la carretera. El descontento se plasmaba en la manifestación secundada por unos 150 vecinos y responsables políticos locales que tenía lugar este miércoles en la rotonda de Accous y que obligó a actuar a la Gendarmería para restablecer el tráfico. 

En Borce, el teniente de alcalde, ha planteado una reunión pública el sábado para decidir sobre la adopción de un decreto municipal que prohibiría el movimiento de vehículos pesados en la aldea. Didier Bayens ha explicado a este diario que planea presentar una queja contra el Estado que acepta dejar circular materiales altamente peligrosos en la ciudad. Lo mismo cuenta al diario Elisabeth Médard, alcaldesa de Etsaut. "Los camiones y el transporte de materiales peligrosos todavía están permitidos y es escandaloso".

Para Hervé Lucbéreilh, alcalde de Oloron, "es necesario que las autoridades públicas cuestionen la modernización de la carretera o la prohibición del tráfico". Para él, esta carretera nacional es "un camino de avellanos" no adaptado a la circulación de vehículos pesados, mientras que "España, por su parte, realizó notables desarrollos". Para él, la solución está en establecer una sociedad privada-pública "para hacer los ajustes necesarios en un tiempo razonable, cueste lo que cueste".

Comentarios