REGADÍOS

Año hidrológico bueno para Riegos del Alto Aragón, aunque los embalses han acabado vacíos

Debe llover más de lo normal, de aquí a Navidad, para asegurar una buena próxima campaña de riego

César Trillo Riegos del Alto Aragón
César Trillo, presidente de Riegos del Alto Aragón


Para Riegos del Alto Aragón, con cinco embalses de cabecera, Búbal, El Grado, Lanuza, Mediano y Ardisa, que riegan 135.000 hectáreas, el año hidráulico recién cerrado ha sido bueno, aunque con algún “pero”. El año fue atípico. Se empezó la campaña de riego con cupos, pero en abril la situación mejoró con las lluvias de primavera para pasar a un verano seco. Al final, y dado que los embalses acabaron llenos, pudo finalizarse el verano con riego a demanda, por lo que el año se considera bueno.

Pero también ha tenido su lado negativo. Los embalses acaban a cero, y ni la segunda quincena de septiembre, que debería haber aportado agua, ni la primera de octubre lo están haciendo. Desde Riegos del Alto Aragón se asegura que tiene que llover en los próximos meses más de lo normal, y si no se llenan los embalses de aquí a Navidad, casi seguro que se empezará campaña de riego con los embalses sin llenar.

Y la solución, como siempre, para evitar vivir situaciones complicadas, sería contar con embalses. César Trillo lamenta los miles de hectómetros cúbicos de agua que se pierden cada año por no tener estas infraestructuras y que en periodos secos garantizarían el regadío y el consumo.

Comentarios