ECONOMÍA

Aprobada la subvención de 80.000 euros para el Parque Cultural del Río Vero

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde a la ayuda para los gastos de funcionamiento de este parque

Más de 191.286 personas visitaron el parque cultural el año pasado
Imagen de archivo del Parque Cultural Río Vero.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el convenio por el que se instrumenta la subvención concedida por el Gobierno de Aragón para financiar los gastos de funcionamiento del Parque Cultural del Río Vero. En concreto, el Gobierno de Aragón aporta 80.000 euros con cargo al presupuesto de 2018 de la Comunidad Autónoma para este parque, formado por los ayuntamientos de Alquézar, Colungo, Bárcabo, Basrbastro, Santa María de Dulcis, Adahuesca y Castillazuelo.

El Parque Cultural del Río Vero es un buen exponente de la confluencia de los valores naturales y culturales. Su sector norte forma parte del Parque de la Sierra y los Cañones de Guara, espacio natural protegido desde 1990 y zona de especial protección para las aves en 1982. Sobresalen sus relieves calizos soporte de una espectacular red de barrancos con ecosistemas rupícolas de los más importantes de Europa. La zona meridional del parque corresponde al piedemonte pirenaico, con suaves serranías en tránsito a la Depresión del Ebro y un paisaje muy antropizado dominado por el uso agrario mediterráneo.

El Arte Rupestre Prehistórico dio origen al Parque y lo caracteriza. Cerca de sesenta abrigos con muestras pictóricas se distribuyen en el río Vero y algunos de sus barrancos, localizados en parajes espectaculares. Dentro del Patrimonio construido destacan importantes conjuntos de monumentos muchos de ellos declarados Bienes de Interés Cultural, como el Conjunto Urbano de Alquézar, su castillo y la Colegiata; la Catedral de Barbastro y su casco histórico; la ermita de Treviño en Adahuesca: el monasterio del Pueyo; el santuario de Santa María de Lanuez; la ermita barroco-mudejar de Santa María de Dulcis; las iglesias de Huerta de Vero, Pozán, Castillazuelo, Adahuesca, Colunga, Lecina y Bárcabo; los castillos de Los Santos, Hospitaled, Castillazuelo y Adahuesca o las casas solariegas como la de Samprieto en Lecina.

Aragón fue la primera comunidad autónoma que reguló por ley la figura de los parques culturales, que después ha sido reproducida en todo el país. La fórmula del parque cultural se creó para conciliar de forma innovadora la gestión conjunta del territorio y de sus recursos y valores culturales. Esto permite integrar a los habitantes y al territorio en la gestión cultural, contribuye al desarrollo sostenible y también a la conservación y difusión del patrimonio de Aragón. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte le ha dado durante esta legislatura un importante impulso a los parques culturales de la Comunidad. Además de la reciente creación del dedicado al chopo cabecero y la próxima creación del de Benasque, el Gobierno ha multiplicado por siete el presupuesto para los parques culturales.

Comentarios