comarcas

Aragón analiza con Fomento las obras del congosto del Ventamillo y el  túnel Balupor-Fiscal

wer
Momento de la reunión 

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha mantenido  una reunión con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez dentro de la ronda de contactos que seguirá con el resto de ministros para continuar la agenda aragonesa. Entre los temas a tratar varios puntos referentes a la provincia, entre ellos  las obras del eje pirineaico en la N-260, Congosto del Ventamillo, y el túnel Balupor-Fiscal.

CORTE LAMBAN 1 TUNEL 09

“Satisfecho” por la continuidad de los proyectos puestos en marcha con el anterior titular, José Luis Ábalos y con la convicción de que todos los gabinetes del Gobierno de Pedro Sánchez se están tomando “muy en serio” a Aragón y sus prioridades, Lambán ha repasado elementos clave como el impulso al Corredor Cantábrico-Mediterráneo, Canfranc y la autovía ferroviaria Zaragoza-Algeciras, haciéndolos además proyectos de carácter nacional.

Servicio a la carta

Un tema abordado ha sido la supresión de trenes. Lambán ha recordado que el Gobierno de España, con el anterior titular del Mitma, ofreció la sustitución de trenes no rentables por servicios a la carta prestados por otros medios de comunicación, como los autobuses. El actual equipo ministerial va a seguir aplicando este criterio, también para toda España. Este mismo mes, la comisión técnica de los representantes de ambos gobiernos deberán tener una propuesta concreta para que el próximo mes puedan supervisarlos, tanto la Secretaria de Estado, el consejero de Vertebración Territorial, José Luis Soro y el propio Javier Lambán, “para aplicarlo de manera inmediata y hacer la labor pedagógica que corresponde ante tantas suspicacias, convenciendo a los ciudadanos de los beneficios de este servicio a la carta”, ha argumentado el máximo responsable del Gobierno de Aragón. Todos los trenes con baja rentabilidad van a ser sustituidos en España pero se seguirá prestando un servicio igual o mejor pero con costes “razonables” para cualquier presupuesto público, ha defendido Lambán.