salud pública

Las residencias dejarán salir a los vacunados y podrán recibir visitas de cuatro personas

Aragón flexibiliza las medidas en los centros residenciales debido a los buenos datos tras las vacunaciones

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales explica en rueda de prensa la situación de las residencias de Aragón
La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales explica en rueda de prensa la situación de las residencias de Aragón

Las personas mayores o con discapacidad que viven en centros residenciales de Aragón y que han recibido la vacunación completa contra la covid podrán salir de los mismos por periodos inferiores a diez días (que era el mínimo establecido hasta ahora) y podrán regresar a su residencia sin necesidad de someterse a ninguna prueba ni pasar aislamiento; del mismo modo podrán recibir visitas de hasta cuatro familiares juntos y el número de veces a la semana que permita la organización del centro.

Son dos de las principales novedades en la vida de las residencias de la Comunidad que han anunciado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, y el secretario general técnico, José Antonio Jiménez. Ambos han subrayado que de estas medidas podrán disfrutar únicamente los residentes vacunados; aquellos que no lo estén deberán cumplir las que regían hasta ahora mientras dure la pandemia y no haya inmunización general. Las novedades podrán aplicarse en cuanto se comuniquen a los centros y estos puedan tomar las medidas organizativas adecuadas para llevarlas a cabo.

Los máximos responsables del Departamento de Ciudadanía han explicado que la decisión de relajar las medidas (adoptada junto a Salud Pública) se basa en la nueva realidad que ha dejado la vacunación en las residencias de Aragón –que alcanza ya al 90% de los centros con la segunda dosis (a un total de 15.567 residentes y 10.197 trabajadores)- y que ha permitido rebajar de forma considerable tanto el número de brotes abiertos, como el de trabajadores y residentes contagiados.

"Hoy es, indudablemente, un día importante en ese camino hacia la esperanza que iniciamos el 27 de diciembre con la vacunación y que está dando los resultados esperados, que nos permiten –con toda cautela- empezar a tomar las medidas de relajación tan demandas por los centros residenciales y tan necesarias emocionalmente para los residentes", ha indicado María Victoria Broto.

Tal como ha dado a conocer la consejera, en estos momentos hay 26 brotes abiertos en Aragón que afectan a 415 residentes y 97 trabajadores. El 92,7 de las personas afectadas se concentran en 10 centros y se da la circunstancia de que en 12 de los brotes abiertos hay menos de dos afectados. En este segundo periodo de brotes, han fallecido en Aragón 760 personas en residencias de mayores.

Por establecer una comparación, que permita constatar la mejoría de la situación, cabe recordar que hace justo dos meses (el 23 de diciembre, días antes de empezar la vacunación), había 40 brotes abiertos, que afectaban a 1.118 residentes y a 343 trabajadores. "No solo el descenso en el número de brotes es evidente –ha indicado la consejera- también la virulencia de los mismos es mucho menor".