Aragón lleva su historia hasta Palermo a través de una exposición sobre el monasterio de Sijena

Vista a la exposición Las Señoras de Sijena en Palermo
Vista a la exposición Las Señoras de Sijena en Palermo

Aragón lleva su historia y patrimonio documental hasta Sicilia con una exposición que descubre las razones que hacen del monasterio de Sijena un lugar único y que puede verse desde hoy y hasta el día 10 de abril en el Instituto Cervantes de Palermo.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, acompañado por la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez y por el Director General de Cultura, Nacho Escuín, ha visitado la muestra “Las Señoras de Sijena”/ “Le Signore di Sijena”, organizada por el Gobierno de Aragón, que da a conocer la vida cotidiana de la comunidad monástica del Real Monaterio de Sijena desde su fundación a finales del siglo XII hasta en los primeros años del siglo XX. Lo hace a través de una original combinación de documentos textuales procedentes del Archivo Histórico Provincial de Huesca y de fondos fotográficos conservados en diferentes archivos aragoneses, especialmente en la Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca y en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza.

La exposición

La exposición se centra en la excepcionalidad de este monasterio por ser de acogida de las mujeres de la alta nobleza aragonesa. Hay que recordar que, en el avance hacia el sur del Reino de Aragón, Sijena fue el monasterio que sucedió a San Pedro el Viejo, Montearagón y San Juan de la Peña en recibir el favor de los reyes. Al igual que los anteriores, fue elegido como panteón real y, en su momento de esplendor (siglo XIII) fue centro de atracción y foco cultural para la aristocracia de la recién creada Corona de Aragón. Sijena, en el momento de su fundación, reprodujo la sociedad estamental y el sistema caballeresco de las órdenes militares. Lo que hace diferente y quizá único a Sijena es que supo mantener ese espíritu aristocrático durante cerca de ochocientos años. Y todo ello a pesar de mantener un conflicto secular con las autoridades masculinas de su Orden o de quedar aislado en medio de la comarca de los Monegros y alejado de todos los centros de poder.

La muestra está coordinada por Juan José Generelo y narra el día a día de las monjas, la Regla de Sijena –que desde 1188 regía la vida de las monjas y les indicaba como organizar sus jornadas- y las sucesivas actualizaciones y adaptaciones que sufrieron a través de los siglos.

Comentarios