Aragón, un gran reino europeo

Exposición sobre el reino de aragón y los panteones
Exposición sobre el reino de aragón y los panteones / Radio Zaragoza

Hasta el 17 de marzo continúa abierta la exposición de los Panteones Reales de Aragón, en la sala de la Corona del edificio Pignatelli y, desde allí, se ha emitido Hoy por Hoy Aragón en el Día Mundial de la Radio. Es una mirada al pasado y a estos referentes desde el punto de vista del arte y de la historia de San Juan de la Peña, Montearagón, San Pedro el Viejo y Sijena.

La comisaria de la exposición Mari Sancho Menjón ha recordado que desde el año 1945 no se hacía ningún estudio global sobre los Panteones Reales de Aragón Esta muestra actualiza la investigación artística, antropológica e histórica. Es "singular que haya cuatro en una comunidad autónoma como es la actual, que es un espacio reducido dentro de lo que fue toda la Corona [de Aragón], que fue una potencia medieval internacional". Menjón remarca que los panteones "fueron centros de poder importantísimos". Sobre el Panteón dinástico de San Juan de la Peña, "no hay otro igual en Europa por el espacio que ocupa, por ese lugar en el fondo de la hendidura de la roca, que es realmente impactante".

Con esta teoría coincide Anabel Peña, experta en este monasterio, a donde regresaron los restos del linaje aragonés en 2018, después de 30 años. "Están Ramiro I, Sancho Ramírez y Pedro I, del siglo XI, un momento en el que pudo peligrar el Reino de Aragón por cualquier acometida pamplonesa o musulmana". Estos reyes "se aferraron a esta roca de San Juan de la Peña y allí se mantuvieron firmes y empezaron a crecer hacia el Somontano".

Uno de los panteones reales de Aragón se encuentra en la iglesia de San Pedro el Viejo, en pleno centro de la capital oscense, hasta donde nos hemos acercado con el micrófono de Radio Huesca. Precisamente, en el mes de marzo concluirá la primera fase de restauración de los ábsides de este monasterio. El Gobierno de Aragón está ejecutando las obras, con una inversión de 60.000 euros. Los trabajos se realizan una vez concluidas las obras del Ayuntamiento de Huesca para demoler los edificios anexos y liberar así los ábsides.

Piezas nunca vistas

En la muestra sobre los Panteones Reales, en el edificio Pignatelli de la capital aragonesa, se pueden observar piezas que no se habían expuesto antes en Aragón, como un cuadro de Ignacio Piñazo de la muerte de Jaime I. Su gran tamaño obligó a desmontar las puertas de la sala, como ha recordado Manuel García Guatas, catedrático de Historia del Arte. Entre las referencias, el alabastro que representa la ceremonia funeraria de correr las armas, del Museo del Louvre, o un collar de oro de Isabel de Portugal, llegado desde Coimbra.

Pasado y futuro

Por los micrófonos de la Cadena SER Aragón también ha pasado en este programa especial sobre los Panteones Reales el escritor Javier Sierra, junto al presidente regional, Javier Lambán, que ha asegurado que el origen de esta exposición está en la novela 'El fuego invisible' de Sierra.

Para Lambán, esta exposición "es una forma de acercar a los aragoneses contemporáneos a su propia historia y a su propio origen bastante fascinante" y "de reforzar la autoestima de los aragoneses por su propia historia, en un momento en el que algunos pretenden borrarnos de la historia y se impone, más que nunca, reivindicar nuestra historia sobre fundamentos reales y académicos".

Para Javier Sierra, "buscamos la explicación de nuestras raíces, de quiénes somos y de lo importante que fuimos" porque "cuando hablamos de Aragón, nos vemos como una comunidad autónoma pero es que fuimos mucho más que eso" ya que "fue uno de los grandes reinos europeos y su extensión llegó por todo el Mediterráneo y fue muy importante en la construcción de Occidente, que es algo que muchas veces nos deberíamos repetir".

Por el micrófono inalámbrico, visitando los diferentes espacios de la exposición, también han pasado otros expertos, como Víctor Lucea, Julio Luzán y Miriam Monterde.

Comentarios