monzón

Arranca el proceso participativo para la elaboración del PMUS

La primera fase para elaborar el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) es la celebración de una reunión informativa, este miércoles, a las 19.30h

Monzón ciudad
Monzón ciudad

El Ayuntamiento de Monzón, por medio de la Concejalía de Medioambiente, y la Dirección General de Participación Ciudadana, Transparencia, Cooperación y Voluntariado (Aragón Participa), impulsan un proceso de participación ciudadana para la elaboración del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).

La primera fase de este proceso participativo para elaborar el PMUS tendrá lugar este jueves, 17 de mayo, a las 19.30h, en el Salón de Actos de la Casa de la Cultura.

La segunda fase tiene que ver con el debate del proceso, en mayo y junio, y consistirá en dos talleres presenciales: uno del Consejo Local de Infancia y juventud (CLIA) y un espacio para la participación online.

Por último, se llevará a cabo la recopilación de la información y presentación en una sesión de retorno de la propuesta redactada del PMUS de Monzón.

El siguiente enlace conduce a la página de Aragón Participa en la se pueden inscribir los interesados. No obstante, la asistencia es libre y la inscripción se puede formalizar en la misma sala: http://aragonparticipa.aragon.es/plan-de-movilidad-urbana-sostenible-de-monzon-huesca

El Ayuntamiento remarca la importancia de la “máxima y diversa” participación. Es decir, se llama a todos los sectores de la población: sociales, económicos, culturales, asociativos, deportivos…

El objetivo de este proceso participativo es generar un espacio de debate y reflexión donde los usuarios y las entidades puedan realizar aportaciones y enriquecer con sus propuestas el plan.

Antecedentes del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Monzón:

El Ayuntamiento inició hace un año los trabajos para el desarrollo de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) con el doble objetivo de establecer formas de desplazamiento más acordes con el respeto al medio ambiente y compatibles con el crecimiento económico y el bienestar social, por un lado, y garantizar la riqueza natural del municipio y mejorar la calidad de vida de los vecinos, por otro.

(…) En febrero de 2018 se presentó el diagnóstico, foto fija de la situación de la movilidad en la localidad, y se expusieron las principales conclusiones de un documento cuya elaboración es el resultado de un pormenorizado trabajo técnico y una importante base de participación (en torno al 12% de la población de Monzón aportó hábitos de movilidad, sugerencias, etcétera).

(…) Algunos aspectos reseñables: más de la mitad de los desplazamientos se realizan en vehículo privado y solo uno de cada veinte en bicicleta; Monzón tiene un elevado potencial ciclable (estructura radial y ausencia de pendientes) y las distancias recorridas son, por lo general, inferiores a un kilómetro. (…) Los escolares demandan la mejora de la seguridad vial para desplazarse a pie, en bici o en patín y compartir el camino con compañeros y amigos.

En la nueva etapa de planificación, se plantean los retos y se invita a participar en la “batalla” a todos los ciudadanos para que el modelo de movilidad y, por ende, de ciudad, sea consensuado y compartido. Tales retos se concretan así:

- Óptima reestructuración del tráfico viario.
- Dimensionamiento inteligente del parque de estacionamiento público.
- Pacificación de las calles.
- Aprovechamiento del potencial ciclista.
- Uso eficiente de los recursos en transporte público.
- Aceptar el desafío de una alternativa de movilidad intercomarcal que dé cobertura a los polos industriales.
- Seguir haciendo de Monzón una ciudad verde y universalmente accesible, en la que caminar por sus calles sea motivo para dejar el coche en casa.

Estas metas son propias del siglo XXI y en absoluto rayan lo utópico. Porque tan cierto es que cambiar de hábitos no suele ser fácil como que en este caso hay un aliciente muy motivador: la configuración entre todos de una ciudad más habitable y atractiva, más de las personas y menos de las máquinas. En suma, el mejor legado urbanístico para las futuras generaciones.

Comentarios