asaja

ASAJA Aragón se opone frontalmente a las ayudas a la presencia del oso y el lobo

Consideran que la convivencia de estos animales con la ganadería extensiva es imposible, a pesar de que estas ayudas buscan normalizar la situación

Ejemplar de un oso atacando a un rebaño de ovejas en Castanesa
Ejemplar de un oso atacando a un rebaño de ovejas en Castanesa


La totalidad del sector de ganadería extensiva ha mostrado su rechazo a la presencia de osos y lobos en el medio rural, dada la imposibilidad de continuar ejerciendo la actividad por los daños producidos por estos animales, causantes de muertes de animales, estrés y nula producción debido a los abortos de las hembras gestantes.

Asaja Aragón ha mostrado siempre el rechazo a la convivencia del oso y el lobo con la ganadería extensiva, oponiéndose a la reintroducción en el caso del oso y proponiendo su extracción en el caso del lobo. Por ello, se considera que la línea de ayudas publicadas en el Boletín Oficial de Aragón de 28 de agosto buscan normalizar y dar un marco legal a una situación insostenible, y que de continuar va a ser la puntilla de muerte para la ganadería extensiva.

Desde esta organización empresarial agraria se considera que el Gobierno de Aragón debe cuantificar los daños producidos por ambas especies a la ganadería extensiva, y abonar el importe de los mismos a los ganaderos afectados. En ningún caso el pago de estos daños supone la aceptación por parte del sector de la presencia de oso y lobo.

Asaja Aragón considera incompresible la actitud adoptada por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, así como de algunas organizaciones ecologistas, para los que la ganadería extensiva sirve para hacerse la foto, pero no para luchar por su defensa y mantenimiento.

Además, anuncia que propondrá al resto del sector el establecimiento de un calendario de protestas y concentraciones hasta que el Gobierno de Aragón contemple las reivindicaciones de la ganadería extensiva, orientadas a la retirada de oso y lobo del medio rural.

Comentarios