ganadería 

Asaja denuncia la situación límite del ganadero a la que se añade los ataques de oso y lobo

Ovejas muertas por el ataque de un lobo o un perro salvaje en Los Monegros
Ovejas muertas por el ataque de un lobo o un perro salvaje en Los Monegros

Los representantes de Asaja Lérida, La Rioja, Navarra y Aragón han denunciado la situación límite que están padeciendo los ganaderos de extensivo de estas tres comunidades autónomas con los ataques de oso y lobo en sus explotaciones. Por este motivo, han reclamado a los gobiernos autonómicos y al Ministerio de Agricultura que replantee su política con el oso y el lobo, y aborden con presupuesto el profundo problema que lleva años padeciendo la ganadería extensiva. En este sentido, han solicitado coordinación a las diferentes administraciones para que las medidas sean eficaces.

Para las organizaciones, esta situación es “intolerable” y advierten que no van a permitir más marginación y abandono al sector con políticas agrarias y medioambientales nefastas que lo único que hacen es hundir más a los ganaderos de extensivo.

Los ganaderos temen por sus rebaños, por la alteración de su vida y la siempre precaria
rentabilidad hundida en estos momentos, por la pérdida de vida en familia. Mientras tras las múltiples denuncias, las administraciones públicas miran hacia otro lado. 

Comentarios