nieve

Astún abre la temporada de esquí este miércoles

El jueves se suma Candanchú y el viernes el resto de estaciones de alpino de Aragón

Astún pistas telesilla
Las pistas acumulan gran cantidad de nieve que han pisado esta semana

La estación de esquí de Astún da el pistoletazo de salida a la temporada de esquí este miércoles. Le seguirá Candanchú el jueves, 2 de diciembre, y el resto de estaciones de esquí alpino de Aragón (Formigal, Panticosa, Cerler y Jabalambre-Valdelinares) el viernes, 3 de diciembre. Acumulan más de un metro y medio de nieve en sus cotas altas y cerca de un metro en cotas bajas.

Astún abre este miércoles con 22 kilómetros esquiables en 25 pistas y dos telesillas y un un remonte en funcionamiento. Candanchú lo hará el jueves, 2 de diciembre, con el sector de Pista Grande y el Tobazo, poniendo en funcionamiento dos telesillas, seis telesquís y una cinta. Ambas forman lo que han llamado territorio 100k, en alusión a la suma de sus kilómetros esquiables. 

Muchos esquiadores llevan dos años esperando
Los esquiadores tienen ganas tras un año en el que sólo abrió Astún y en el que no pudieron llegar los amantes de la nieve de fuera de la provincia, tan sólo los aragoneses y sólo a mediados de marzo. Las ganas de nieve se notan. Los hoteles a pie de pistas ya rozan el 100% para el puente de la Constitución.

Más remontes y pistas
Aramón inaugura novedades tras una inversión, en los últimos dos años, de más de 20 millones de euros, su mayor inversión en los últimos 15 años. En Cerler estrenan un nuevo telesilla Castanesa, un remonte de seis plazas que abre una nueva zona esquiable. En la estación del valle de Benasque sumarán cuatro pistas: una azul, dos rojas y una negra.

En la estación de Formigal-Panticosa inaugurarán dos sillas, Lanuza y Pico Royo, ambas situadas en el Valle de Izas, con el fin de mejorar flujos. El telesilla Pico Royo, además, da acceso a nuevas pistas, una roja y una negra, dos pistas para los más expertos que nacen en el collado de Lapazuso, una nueva zona esquiable.

En el valle del Aragón, Astún y Candanchú reeditan su unión comercial 100k con venta de abonos conjuntos y una unión que suma 100 kilómetros esquiables tras despejarse la duda de Candanchú. El aparcamiento de Astún ha ampliado su zona de pago (la parte más cercana a las pistas), que puede reservarse a través de la web. A partir del día 2 de diciembre, ambas estaciones estarán comunicadas de manera permanente por un servicio de transporte gratuito.
El dominio esquiable 100K cuenta con 102 pistas, 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad de transporte de 46.000 personas por hora.