TURISMO

Buena ocupación hotelera, a pesar de las previsiones

La Semana Santa ha llenado los hoteles de la provincia de Huesca, donde se constata un aumento de la demanda

Turistas por las calles Jaca
Turistas por las calles de Jaca durante esta Semana Santa

Los hoteles de la provincia de Huesca, y en especial los de los valles pirenaicos, se muestran muy satisfechos al término de la Semana Santa, porque han acabado estando mucho mejor de lo que esperaban. Las previsiones meteorológicas tan negativas que se habían hecho, llevaron a que en la mayoría de los casos las reservas hayan sido de última hora.

Durante muchos días, los hosteleros vieron con preocupación cómo se frenaban esas reservas. Finalmente, para lo que podía haber sido, la situación se ha salvado, y en la práctica totalidad de los hoteles del Pirineo, especialmente los cercanos a las estaciones de esquí, se ha colgado el cartel de ‘completo’.

Por lo que respecta al resto de la provincia, la ocupación también ha sido especialmente buena, con porcentajes muy elevados. Huesca capital ha registrado llenos, y se constata una cierta recuperación. Hay más demanda, con la llegada de un turismo familiar que, además, ha prolongado las pernoctaciones.

El hecho de que el Pirineo estuviese a rebosar de nieve, y en las playas la meteorología haya sido tan adversa, ha llevado a que la gente haya optado por el turismo de nieve o de interior.

Y por lo que se refiere a las casas de turismo rural, también han disfrutado de unos días de Semana Santa con una altísima ocupación, y sin apenas plazas libres en la provincia de Huesca.

Comentarios