tráfico

Cambio de señalización de 100 km/h a 90 km/h en 241 kilómetros de carreteras convencionales de Huesca

El objetivo es reducir los accidentes con víctimas. Siete de cada diez se producen en estas vías

Señal de 90 km/h
Las señales de 100 km/ se cambian por otras que marcan 90 km/h

El cambio de las señales con límite de velocidad de 100 km/h a 90 km/h en todas las carreteras convencionales finaliza este lunes, 28 de enero. Estas carreteras son las que tienen un carril por sentido y sin desdoblar. En Aragón, este cambio afecta a 918 kilómetros de carreteras. De ellos, son 241 kilómetros en la provincia de Huesca.

Además, son 491 kilómetros en Teruel y 186 kilómetros en Zaragoza. En total, se han colocado 180 nuevas señales: 47 en Huesca, 83 en Teruel y 50 en Zaragzoa.

La última señal se sustituirá este lunes en Huesca, con dos unidades, en la N-240, en dirección a Huesca desde Barbastro, en los puntos kilométricos 205 y 819 (en ambas direcciones), junto al enlace Huesca Este.

Con el objetivo de reducir la siniestralidad, se ha procedido a modificar la velocidad en las carreteras convencionales y a homogeneizar la velocidad máxima en estas vías, estableciéndola en 90km/h, por ser las carreteras con altas tasas de siniestralidad. 7 de cada 10 accidentes con víctimas tienen lugar en estas vías. La velocidad inadecuada es la causa concurrente en el 20% de los accidentes de tráfico.

Esta modificación supone la desaparición de los diferentes límites de velocidad genéricos establecidos (90 y 100 km/h para turismos y motocicletas, en función de si la vía disponía o no de metro y medio de arcén practicable) reduciéndolo a una limitación general de 90 km/h.

La razón de esta medida es que, a nivel internacional, se estima que el exceso de velocidad aumenta el riesgo de sufrir accidentes y la probabilidad de lesiones graves o de muerte, por lo que reducir la velocidad en las vías convencionales es clave para contener la accidentalidad.

Comentarios