protección civil

Campaña informativa en Monzón para saber cómo actuar en caso de emergencia química

Llevada a cabo por Protección Civil, se va a prolongar hasta el mes de marzo con sesiones específicas para diversos colectivos 

Primera sesión de la campaña informativa
Primera sesión de la campaña informativa

El Ayuntamiento de Monzón acogía la primera sesión de la campaña informativa iniciada por la Dirección General de Interior y Protección Civil para explicar a la población cómo actuar en caso de emergencia química. Se trata de una acción enmarcada en el Plan de Emergencia Exterior de la capital mediocinqueña, un plan especial de protección civil elaborado para la planificación del riesgo químico en el ámbito territorial de este municipio oscense y zonas de afectación.

La campaña era presentada por la directora general, Carmen Sánchez, en una sesión específica para autoridades a la que asistían el alcalde de Monzón, Isaac Claver y miembros de su corporación; la delegada territorial del Gobierno de Aragón en Huesca, Carmen Luesma; la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar; y consejeros de la Comarca Cinca Medio, así como representantes de la Diputación Provincial de Huesca y de las cuatro empresas SEVESO (aquellas que trabajan con sustancias peligrosas) instaladas en la zona.

El Plan establece el marco orgánico y funcional, las medidas de prevención e información y la organización de los medios y recursos asignados para prevenir, y en su caso, mitigar, las consecuencias de los accidentes que sucedan en Monzón en los que estén involucrados sustancias peligrosas. Además de los posibles incidentes relacionados con industrias químicas, el plan contempla situaciones de emergencia en oleoductos y gasoductos y aquellas derivadas de incidentes durante el transporte de mercancías peligrosas. El objetivo de la campaña es informar sobre el contenido y la operatividad de este Plan de Emergencia Exterior, explicar los consejos de autoprotección ante una situación de riesgo químico y mostrar cómo se activa el sistema de alerta acústica.

Así, se ha diseñado un programa de sesiones informativas impartidas por técnicos del Servicio de Seguridad y Protección Civil y el Grupo GUIAR del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Zaragoza entre febrero y marzo. Se han planteado cuatro charlas dirigidas a autoridades (la celebrada este miércoles) responsables de centros educativos, espacios públicos y establecimientos comerciales, y técnicos e intervinientes en caso de emergencia (bomberos, policías, guardias civiles, sanitarios, trabajadores sociales…) en las que se trasladará a cada colectivo la información y las pautas precisas que debería seguir. También, y siempre que la situación sanitaria lo permita, se han programado jornadas en institutos y una última sesión dirigida a colectivos vecinales y a la población en general.

Como complemento a estas sesiones, se han elaborado trípticos informativos tanto para la población en general como específicos para centros educativos y establecimientos comerciales, y se difundirá un vídeo con consejos de autoprotección en caso de emergencia química.
Según explicaba Carmen Sánchez, "el objetivo es dotar de herramientas y procedimientos a todos los ciudadanos para que ante cualquier emergencia tengan los protocolos necesarios y sepan actuar. Lo más importante en emergencias es siempre actuar en la prevención, y en ello es en lo que estamos poniendo especial hincapié hoy".

Plan de Emergencia Exterior

Con esta campaña informativa se da un paso más en la implantación del Plan de Emergencia Exterior de Monzón, una vez que se ha dotado a la localidad del sistema de alerta acústico para avisar a la población en caso de emergencia química. En estos momentos hay cuatro torres de sirenas, que han sido instaladas con la colaboración de las empresas SEVESO, ubicadas en el barrio Palomar, el polígono Paúles, el Campo de Tiro y en las instalaciones de ERCROS, y el Gobierno de Aragón tiene previsto poner una quinta torre para mejorar la cobertura en la zona de la Carrasca, una necesidad que se detectó en la prueba de sirenas realizada el pasado mes de octubre.

Finalmente, el último paso de la implantación será la realización de un simulacro para evaluar la respuesta de Monzón ante un eventual incidente químico. En esta actividad se implicará a todos los operativos que dan respuesta a una emergencia con el objetivo de valorar, entre otros aspectos, la eficacia de la activación del Plan y de los sistemas acústicos y la coordinación entre las autoridades locales y del Gobierno de Aragón.