nieve

Candanchú, Astún y Formigal-Panticosa, pendientes de una nueva nevada

Cerler, que continúa abierta, ha sumado entre 10 y 20 cm de espesor con las últimas nevadas

Cerler esquiadores
Esquiadores en Cerler este fin de semana

La Ribagorza continúa acogiendo a los esquiadores que inauguran la temporada. En su segundo fin de semana abierto ofrece 32 km esquiables y entre 25 y 90 cm de espesor. Desde el jueves por la noche ha recibido entre 10 y 20 cm de nueva nieve. Llanos del Hospital también está abierta para la práctica de esquí nórdico. El resto de estaciones del Pirineo aragonés continúan mirando al cielo a la espera de más precipitaciones que permitan poner en funcionamiento pistas y remontes. El objetivo ahora es llegar a tiempo a las Navidades.

En el Pirineo occidental este sábado podía inaugurar la temporada de fondo el espacio nórdico Le Somport, con pistas verdes, rojas y amarillas abiertas.

La nieve caída el jueves y el viernes blanqueada las cotas más bajas de todas las estaciones, pero no es suficiente para permitir la apertura de Candanchú, Astún y Formigal-Panticosa, que no han podido comenzar la temporada.

Formigal anunciaba la intención de abrir la próxima semana. Astún espera al lunes para tomar una decisión.

Cerler continúa abierta con 32 km, al igual que Llanos del Hospital para esquí nórdico, que podía aumentar su dominio a los 7 km con la nieve caída el jueves y viernes.

El polvo blanco llegaba a la base de todas las estaciones pero no con los centímetros suficientes para crear una capa que garantice la apertura de las que están cerradas. Las máquinas trabajaban durante todo el fin de semana para repartir la nieve venteada caída durante la noche del viernes. Las temperaturas bajas también hacían posible que los cañones fabricasen en cotas altas hasta este sábado.

Este sábado las temperaturas han aumentado. De cara a la próxima semana se anuncia un nuevo frente con nevadas.

Comentarios