CASTANESA

Castanesa dice no a los osos y a los lobos, sí a los ganaderos

La concentración coincidía con un nuevo ataque de oso esta semana en Abella, atribuido a Sarousse 

Castanesa concen
La concentración reunía a más de 200 personas en la plaza de Castanesa

La plaza de Castanesa se llenaba, este viernes, de ganaderos procedentes de distintos puntos de la Ribagorza pero también de otras comarcas altoaragonesas como Sobrarbe, Somontano o Monegros y de comarcas catalanas, representantes de diferentes asociaciones agrarias y ganaderas, alcaldes y concejales del territorio y vecinos, para mostrar la unión frente al problema que representa la presencia del oso y el lobo en el territorio. La concentración convocada por la Plataforma en Defensa de la Ganadería Extensiva de Aragón junto con organizaciones y entidades del medio Rural de Aragón y Cataluña y el Ayuntamiento de Montanuy concluía con las lectura de un manifiesto, en el que reclaman, a los gobiernos autonómicos y al central, sacar del territorio al oso y al lobo y que se tenga en cuenta que no proteger y abandonar a la ganadería extensiva tendrá consecuencias irreversibles para el mantenimiento de la población.

La alcaldesa de Montanuy, Esther Cereza solicitaba unas medidas medioambientales justas, con una mirada real pero desde el mundo rural, no desde los despachos. Recordaba el grave problema de despoblación del municipio, con una densidad de 0,9hab/km2 al que se suma la presencia incompatible del oso y el lobo con la principal actividad que es la ganadería. Lo que se necesita, añadía la edil, son políticas de reintroducción del ser humano, en concreto, de la figura del montañés, y menos políticas de reintroducción de especies incompatible con la actividad ganadera.

Castanesa concen
Estaban representados todos los sindicatos agrarios y también el Ayuntamiento de Montanuy

Desde la organización se mostraban satisfechos con la respuesta y esperan que haya un antes y un después de Castanesa en la ganadería extensiva y que no se quede sólo en una foto más. Pedían que la presión, por parte de los ganaderos, se mantenga para que ‘los políticos no se pongan de perfil’.

Las organizaciones agrarias y ganaderas insistían en que se trata de un problema que afecta no sólo a los ganaderos sino a toda la sociedad. La reintroducción del oso no es posible y al lobo hay que capturarlo y extraerlo a otras zonas, decían Es una cuestión que tiene que llevarse a Europa porque la gestión de la ganadería, no es la misma a un lado y otro de cordillera pirenaica.

Ramón Roso, ganadero de Abella, confirmaba un nuevo ataque de oso este pasado miércoles. Se producía a pleno día y decía que empieza a ser ya preocupante. Es el último empujón, añadía, Roso que le falta al sector para desaparecer.

Castanesa concen
Los ganaderos portaban pancartas y esquellas para mostrar el rechazo a la presencia del oso y el lobo

José María Agulllana concejal de Montanuy y  presidente del patronato del Posets Maladeta, lamentaba que lo que más ha desaparecido en el Pirineo so n las personas. En Montanuy llegó a haber 1.500 vecinos y, en la actualidad, apenas son 250 o La Ribagorza que tuvo unos 37.000 habitantes y apenas alcanza ahora los 12.000. Agullana, considera que la solución pasa por rebajar las medidas que hipotecan el territorio.

Los asistentes a la concentración portaban pancartas en las que se podían leer lemas como ‘El lobo la ruina del mundo rural’, ‘Osos no, Pirineos seguros’ o ‘Medidas contra la despoblación ya. Si los pueblos se mueren, las ciudades enferman’. El sonido lo ponían las esquellas que hacían sonar los ganaderos.


Comentarios