sanidad

CEMSATSE convoca este jueves una nueva cacerolada para "despertar" al Gobierno de Aragón

Los sindicatos médicos y de enfermería protestarán por la falta de respuesta del Departamento de Sanidad, tras seis semanas de movilizaciones

Anterior concentración de protesta de CEMSATSE
Anterior concentración de protesta de CEMSATSE

 
El sindicato de médicos y enfermería CEMSATSE (CESMAragón, FASAMET y SATSE Aragón), principal fuerza sindical en la Sanidad aragonesa, ha convocado a todos los profesionales sanitarios este jueves a las 17.00 horas a una concentración con cacerolada frente al edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, para "despertar" al presidente y sus consejeros ante la total falta de respuesta a su petición de diálogo para abordar los problemas de la Sanidad aragonesa. La organización sindical denuncia que tras seis semanas de movilizaciones ni siquiera se ha recibido respuesta a su petición de una reunión urgente con los responsables de Sanidad y recalca que de no producirse avances, el 3 de diciembre llamará a la huelga general en defensa del futuro de la Sanidad pública en Aragón.
 
CEMSATSE inició el pasado 20 de octubre un calendario de movilizaciones –"Jueves sanitarios"- ante el incumplimiento por parte del Gobierno de Aragón del acuerdo de desconvocatoria de huelga firmado en abril del pasado año y la situación límite en los centros sanitarios, tanto en Atención Primaria como Hospitalaria, en donde los problemas de falta de recursos y plantillas se ha visto agravada con motivo de la pandemia.
 
Con el lema "Por nuestro trabajo, por nuestros pacientes", CEMSATSE ha convocado ya cinco concentraciones semanales de los “Jueves sanitarios” para recordar sus demandas a los responsables de la DGA y el SALUD, sin que hasta el momento hayan tenido ninguna contestación. Dado que en paralelo se ha presentado el proyecto de presupuestos autonómicos para 2021, los sanitarios han considerado “cuanto menos incomprensible” que desde el Departamento de Sanidad no se haya contado con sus propuestas para abordar la crisis sanitaria y ni siquiera explicar ante sus reclamaciones los aumentos anunciados en inversiones y personal.
 
Sus peticiones buscan garantizar la calidad del sistema público de salud y dignificar su profesión ante lo que consideran el abandono por parte de los responsables políticos. Así, se reclaman distintas medidas institucionales, laborales, en materia de recursos humanos y para mejorar la seguridad ante la crisis de la covid-19. Entre ellas, se demanda el cumplimiento íntegro por el Servicio Aragonés de Salud (SALUD) del acuerdo de desconvocatoria de huelga suscrito en abril de 2019, tras un año perdido, retomando los previstos grupos de trabajo para mejorar las cuestiones concretas que afectan a Atención Primaria y Hospitalaria, abordando cuestiones como la burocracia, los cupos de tarjetas, los ratios de enfermería o las retribuciones de guardias y complementos.
 
Entre las medidas institucionales, CEMSATSE reclama la reforma de la estructura del Departamento de Sanidad y del Servicio Aragonés de Salud, así como campañas informativas de respeto a los profesionales y sobre el trabajo en los centros de salud en la actual situación de asistencia presencial y telefónica.
 
Ante la crisis sanitaria, los profesionales piden igualmente medidas compensatorias por la sobrecarga que están sufriendo desde el inicio de la pandemia en marzo, como retribuciones, puntos adicionales en los baremos o compensar los descansos pendientes. También se incluyen aquí medidas para garantizar la accesibilidad y la seguridad de profesionales y pacientes.

Tras la cacerolada de este jueves, las protestas programadas continuarán la próxima semana con una séptima y última concentración ante la gerencia del SALUD, el día 3 de diciembre. Los sindicatos médicos y de enfermería inciden en que si en esta fecha no tienen respuesta a sus peticiones, convocarán a los 20.000 trabajadores de la Sanidad aragonesa a una huelga general.

Comentarios