obras 

CHA critica que el Gobierno central no concrete fechas para obras pendientes en varias carreteras 

Quedan tramos pendientes en la  A-22 así como otros de la A-23, A-21, o N-260

Joaquín Palacín y José Ramón Ceresuela
Joaquín Palacín y José Ramón Ceresuela

Chunta Aragonesista ha mostrado su malestar ante el olvido la que una vez más se ven abocadas varias obras pendientes en la provincia de Huesca. En esta ocasión solo se pone el foco en las carreteras  la A-22 así como otros de la A-23, A-21, o N-260 pero la formación no olvidaba los trabajos que quedan pendientes de mejora en infraestructuras como el tren, vital para la zona oriental de la provincia y en la comunicación con Francia. 

Joaquín Palacín, presidente de CHA indicaba que una de las obras más sangrantes sigue siendo las pendientes del tramo Huesca-Siétamo.
CORTE PALACIN 1 CARRETERAS 02

Para Joaquín Palacín, Presidente de CHA, “es especialmente preocupante que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, no tenga fecha para retomar las obras que llevan paralizadas muchas semanas, y en consecuencia para la puesta en servicio de este tramo de autovía que estaba inicialmente previsto para finales de este año, un tramo fundamental para nuestra vertebración y para el desarrollo socioeconómico de todo el Alto Aragón, puesto que por el circulan 11.000 vehículos diarios, y la actual carretera supone un auténtico cuello de botella”.

El Presidente de CHA concluye recordando que “estamos hablando del último tramo de la A-22, Lérida-Huesca, cuya primera piedra se puso ya hace más de 15 años en Monzón, y no conocemos cuando se pondrá la última”.

Desde la formación se enumeraban varios de los puntos que están pendientes en el Alto Aragón recordando que en la Autovía Mudejar A-23 los 8,3 kilómetros entre Lanave y Sabiñánigo Sur, aún en redacción y pendiente de someter a información pública; 3,1 kilómetros del tramo Jaca Este-Jaca Norte, pendiente de licitar y los 7,6 kilómetros del tramo Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste, en obras desde febrero de 2020 y con apertura prevista en 2023 o 2024”.

En la A-21 Autovía de los Pirineos, los tramos navarros entraron en servicio en 2012, en Aragón de los 53,3 kilómetros, 30,2 están en servicio, 6,6 (Tiermas-Sigués) en obras y 16,5 (11,6 kilómetros Fago-Puente La Reina y 8 kilómetros de Jaca Norte-Jaca Oeste) sin licitar.

En cuanto al Eje Pirenaico, N-260 desde Port Bou a Sabiñánigo, hay tres tramos pendientes de acondicionamiento, los casi 12 kilómetros entre Campo y Congosto de Ventamillo, en obras; los 14 kilómetros entre Fiscal y los túneles de Balupor que se encuentra en tramitación ambiental, pendiente de una DIA favorable; los 37 kilómetros entre Castejón de Sos y la N-230, donde no hay previsto intervenir siquiera para su mejora.

Se está redactando un nuevo documento ambiental relativo a la variante sur de Huesca (el anterior caducó en 2013) que conectará a través de 18,5 kilómetros la A-22 a la altura de Siétamo con la A-23 a la altura de la plataforma logística Plhus.

En cuanto a la A-14 solo hay desdoblados 16 kilómetros, todos en Cataluña. La Dirección General de Carreteras del Ministerio de Trasnportes, Movilidad y Agenda Urbana, está redactando los proyectos de los tramos “Límite de provincia con Huesca-carretera de Alcampell”, “Carretera de Alcampell-Purroy de la Solana”, y “Purroy de la Solana-Benabarre”, cuyos contratos de redacción fueron adjudicados entre 2008 y 2009.