infraestructuras

CHA pide medidas para reducir la peligrosidad del cruce N-230 y N-123 en Benabarre

Desde Chunta Ribagorza consideran que la instalación de un radar fijo podría ser una posibilidad

Benabarre. N-230 y N-123
La intersección de ambas carreteras nacionales es un 'punto negro' en el que se han sucedido varios accidentes 

Chunta Aragonesista va a trasladar al Senado, una pregunta acerca de las medidas que se van a tomar para evitar que sigan produciéndose accidentes mortales en la intersección de la N-123 y la N-230 en Benabarre donde, en temporada de esquí, aumenta considerablemente la densidad de tráfico y, por tanto, señalan desde CHA, el riesgo de accidentes.

José Antonio Pueyo, presidente de Chunta –Ribagorza explica que en el punto kilométrico 64,400, en el municipio de Benabarre, se encuentra un peligroso cruce de la N-230 y la N-123 donde han tenido lugar, en los últimos años, varios accidentes mortales.

Desde CHA piden que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ejecute medidas disuasorias para reducir la peligrosidad de este “punto negro”. Pueyo señala que las soluciones no son sencillas, puesto que, en este punto, coincide un cambio de rasante en una recta, un carril de aceleración, un puente elevado y un cruce con visibilidad reducida, que obliga a maniobrar de forma rápida ante la velocidad de los vehículos que transitan por la N-230, por lo que, añade, que la instalación de un radar fijo sería una posibilidad.