NIEVE

CHA rechaza la ampliación de Cerler por Castanesa

Consideran que falta una política alternativa y sostenida en el tiempo para asentar población en el territorio

David Félez
David Félez

El coordinador del Rolde de Meyo Ambién de CHA, David Félez, insiste en el rechazo de CHA al proyecto de ampliación de Cerler por Castanesa, ante las noticias aparecidas en prensa. Considera inviable el citado proyecto e incide en que “no se pueden solucionar los problemas financieros de una sociedad mercantil a costa de nuestro territorio y del medio ambiente, y si de lo que se habla es, exclusivamente, de conectar a través de un remonte Castanesa con Basibé estamos hablando de un proyecto nuevo”.

Félez recuerda que el proyecto de ampliación de las pistas de Cerler está “en el cajón” desde que en 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Aragón ratificara la nulidad del Plan General de Ordenación Urbana de Montanuy, un plan diseñado para especular con el suelo y que supuso que se pagaran con dinero de Aramón cifras desorbitadas por prados donde siguen pastando las vacas, y que solo benefició a unos pocos sin que haya supuesto creación de empleo ni asentamiento de población.

Para el secretario de sostenibilidad y medio ambiente de CHA, “la ampliación de Cerler por Castanesa es un proyecto creado y desarrollado en los años de la burbuja inmobiliaria, y vinculado al desarrollo urbanístico de más de 4.000 residencias en un municipio con un censo de 215 personas, es decir una propuesta insostenible desde cualquier punto de vista, con el diseño de Norman Foster y la mentalidad de Paco el Pocero, que supuso el despilfarro de decenas de millones de euros de dinero público, de un proyecto final cuantificado en casi 400 millones de euros”.

CHA considera que falta una política alternativa y sostenida en el tiempo para asentar población, construyendo y ofertando vivienda barata para asentamiento de gente joven, promocionando la ternera de excelente calidad que se produce en el valle, poniendo en valor el valiosísimo patrimonio arquitectónico, medioambiental y cultural con que cuenta el municipio, y todo ello con el fundamental acondicionamiento del eje pirenaico, del tramo de la N-260 desde Castejón de Sos hasta la intersección con la N-230.

La gestión de CHA en el Gobierno de Aragón ha demostrado que otro desarrollo es posible, y la apuesta por la sostenibilidad, la calidad y la desestacionalización es la línea que tan buenos resultados está dando y es por esta senda hay que seguir caminando, lo demás es un mero anuncio de precampaña electoral de un proyecto inviable económica y medioambientalmente.

Comentarios