jacetania

´Cielos de Ascara´ recupera centeno pirenaico autóctono que se transforma en pan

El proyecto ecosocial de Atades dedica 4 hectáreas a este cereal cuya primera semilla donó un particular

Campo de centeno autóctono recuperado en Ascara
Campo de centeno autóctono recuperado en Ascara

El proyecto ecosocial ´Cielos de Ascara´, del Centro Especial de Empleo Gardeniers de Atades, trabaja desde el año 2019 en la recuperación de centeno pirenaico caracterizado por su pureza y calidad. La primera semilla fue donada por un vecino de la zona y, desde entonces, hace tres años, se trabaja en su recuperación y producción en los campos ecológicos de Ascara.
En concreto, se trata de la tercera cosecha. Actualmente se dedican 4 hectáreas, que fueron sembradas el pasado mes de octubre y serán cosechadas en los próximos días con la previsión de recoger 4.000 kilos de grano, lo que equivale una vez molido a unos 3.600 kilos de harina. Una parte de esta producción se destinará a la próxima siembra que se realice en los campos ecológicos de Cielos de Ascara, unos 1.000 kilos, y el resto será vendido, en previsión de que sea adquirido por productores de kilómetro 0, concretamente, por la panadería Sayón de Jaca. Este productor local apuesta por la materia prima recuperada en Cielos de Ascara. Este año ya adquirió los primeros 500 kilos de grano de la segunda cosecha producida en los terrenos de Ascara, obteniendo los primeros 350 kilogramos de harina para elaborar pan.

RADIOONLINEINTERACTIVO

En el año 2020, ´Cielos de Ascara´ produjo 2.500 kilos de este centeno pirenaico. Desde el proyecto ecosocial ´Cielos de Ascara´, de Gardeniers, se trabaja en la producción de este centeno recuperado que, junto a otros productos recuperados como las piparras o los boliches ecológicos, forma parte de ´Cielos de Ascara´, que además genera empleo para personas con diversas capacidades.

Pan elaborado con centeno recuperado por "Cielos de Ascara"
Pan elaborado con centeno recuperado por "Cielos de Ascara"

´Cielos de Ascara´ es el proyecto de impacto social dedicado a la recuperación del patrimonio natural, agroecológico y humano en el Pirineo aragonés mediante el cultivo y recuperación de variedades locales y la inclusión laboral de personas en riesgo de exclusión. Se trata de un proyecto integrado en el Centro Especial de Empleo Gardeniers, de Atades, que nació gracias a la herencia que esta Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual recibió en su día en Ascara.

Durante la evolución de Cielos de Ascara, Gardeniers ha impulsado en ese territorio el cultivo de legumbres autóctonas, cereales, hortalizas, fruta de montaña y trufas, así como la apicultura de trashumancia, todo ello ecológico, siguiendo el compromiso explícito de Atades con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030) y la propia vocación como proyecto ecosocial.

Así, además de la recuperación de variedades autóctonas, en Cielos de Ascara se promueve el cultivo de productos de alta calidad, que luego se comercializan bajo las marcas “Legado de Ascara” y Gardeniers, en fresco y en conservas realizadas en el Obrador de conservas ecológicas que el Centro Especial de Empleo opera en Mercazaragoza. Todo ello, y de acuerdo con el compromiso y la vocación inclusiva de Atades, con equipos formados mayoritariamente por personas con discapacidad intelectual o en riesgo de exclusión.