GANADERÍA

Cinco ganaderos sancionados con 2.000 euros por los altercados de Plan

Las multas, enviadas por Subdelegación del Gobierno, aluden a la Ley de Seguridad Ciudadana

Ventanilla Olona
Estado en el que quedó la ventanilla del coche oficial del consejero Joaquín Olona tras los incidentes en Plan.

Cinco personas del valle de Chistau han sido sancionadas con multas de 2.000 euros cada una por los incidentes ocurridos en Plan en la noche del pasado 16 de julio a la salida de la reunión que el consejero Joaquín Olona mantuvo con representantes del sector ganadero, turístico y con alcaldes de la zona por la presencia del oso en el Pirineo altoaragonés y las consecuencias que estaba ocasionando en el territorio.

Según informa Diario del Alto Aragón, los sancionados son tres vecinos de San Juan de Plan (uno de ellos un menor de edad), otro de Plan y un quinto que no es de la zona. Los cinco afectados recibieron la notificación, hace algunas semanas, desde la Subdelegación del Gobierno en Huesca. En ella se comunica el procedimiento sancionador por la Ley de Seguridad Ciudadana y se impone una multa de 2.000 euros, con una reducción del 50% por pronto pago (en los siguientes 15 días de haber recibido la notificación). Tres de ellos ya han pagado la sanción y otro ha recurrido.

Cuando Olona salió de la reunión para montarse en el vehículo oficial, varias personas protagonizaron una sonora esquilada, se oyeron abucheos, pitidos y el consejero fue increpado. Desde el Gobierno aragonés calificaron la salida de "muy tensa" y aseguraron que los protagonistas de las protestas rompieron el cristal de una ventanilla del vehículo oficial del consejero cuando se encontraba en el interior. Varias personas se colocaron enfrente del coche oficial para evitar que este pudiera avanzar.

Tras estos hechos, el Ejecutivo autonómico anunció que iba a denunciar a los autores de los altercados y que las Fuerzas de Seguridad estaban concluyendo la identificación de tres personas. Finalmente, han sido cinco las personas sancionadas.

Algunos ganaderos del territorio consideran que las sanciones impuestas son “excesivas” y por eso han abierto una cuenta bancaria “solidaria” para ayudar a costear las multas. El ganadero sobrarbense Joaquín Solanilla es el titular de la cuenta, que ha abierto, asegura, “porque aunque la multa es para estos cinco ganaderos, el problema es de todos”. Han optado por esta iniciativa para que “si alguien quiere ayudar a sufragar estas sanciones, pueda hacerlo”. Y asegura que ya han recibido consultas de ganaderos de otras zonas del Pirineo, como el Valle de Tena o el de Benasque, para colaborar.

Comentarios