tráfico

Comienza la segunda fase de la operación especial de Tráfico de Semana Santa

Se espera un importante aumento de la circulación, especialmente en dirección al Pirineo

El dispositivo especial de vigilancia y control en las carreteras españolas finalizará a las 24 horas del lunes, 2 de abril, que todavía será festivo en algunas localidades de la provincia y en comunidades limítrofes. En Huesca, la principal dificultad en el tráfico se mantiene en los accesos al Pirineo ya que todavía está en marcha la temporada de esquí. Desde la Jefatura Provincial de Tráfico se recomienda extremar la precaución e informarse antes de realizar el viaje, por las condiciones que se puedan encontrar en la vía, y llevar en el coche las cadenas o ruedas de nieve.

La principal novedad, como ya se anunció hace unas semanas, los radares ligeros, que irán ubicados en las motocicletas de los agentes en la llamada patrulla integral. En la provincia de Huesca, de momento, habrá, al menos, un detector portátil de velocidad.

Esta operación, una de las más conflictivas del año, por la multitud de desplazamientos en un corto espacio de tiempo, con orígenes y destinos similares y realizados en los mismos días y horas, tiene una especial incidencia en zonas turísticas y en los destinos religiosos con motivo de las procesiones de Semana Santa.

En esta fase se espera una mayor circulación de vehículos por las carreteras altoaragonesas en la jornada de este jueves día 29, aunque los desplazamientos suelen ser escalonados, así como el regreso, tanto el domingo como el lunes de Pascua, festivo en algunas localidades de la provincia de Huesca.

Comentarios