funeral

Compañeros y amigos dan el último adiós al comandante Fernando Yarto

Los actos fúnebres en la Escuela Militar concluyeron con la imposición al fallecido de la Cruz del Mérito Militar con distintivo amarillo

Funeral comandante Yarto
El funeral se celebraba en la Escuela Militar de Montaña, en el Acuartelamiento San Bernardo de Jaca

En la tarde del 11 de octubre, la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales despedía al Comandante Fernando Yarto con un funeral en el Acuartelamiento San Bernardo de Jaca. Por expreso deseo de la familia los actos fúnebres se redujeron a un sencillo funeral al que asistieron los familiares y amigos más allegados, así como sus compañeros militares. Los que hasta ayer fueron sus alumnos del Curso de Montaña y una Sección de Tropas de Montaña perteneciente al Regimiento de Cazadores del “Galicia 64”, recibieron los restos mortales del comandante, formados en el acceso al local habilitado como Capilla.

El local habilitado se quedó pequeño con la afluencia de personal civil y militar ya que el Comandante era una persona muy conocida y querida en el mundo del alpinismo, por las expediciones en que participó y por sus múltiples colaboraciones con entidades civiles públicas o privadas vinculadas a la montaña; y en el ámbito militar, por los asesoramientos y enseñanzas impartidos a las diferentes Unidades de los tres Ejércitos que anualmente visitan nuestro Pirineo para recibir instrucción en ambiente de montaña.

En el trascurso del funeral, el Coronel Director destacó las virtudes del fallecido señalando que “el comandante era un experto montañero y un militar ejemplar, y la casualidad quiso que entregara su vida al frente del Curso de Montaña en un tema de fuego real, exhibiendo así esa doble cualidad que le definió durante toda su carrera: operativa militar y montañera”.

Los actos fúnebres concluyeron con la imposición al fallecido de la Cruz del Mérito Militar con distintivo amarillo, que a título póstumo impuso el TG Jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina, José Carrasco Gabaldón, que presidió los actos.

Comentarios