desescalada

¿Compensa abrir el interior de los bares al 50%? La imagen de un lunes marcado por la incertidumbre

También se retoman otros servicios como la zona azul, los cementerios municipales y trabajadores públicos que vuelven a trabajar de forma presencial

Reapertura del interior de uno de los establecimientos de Huesca
Reapertura del interior de uno de los establecimientos de Huesca

¿Compensa abrir el interior de los bares al 50% de su capacidad? Esta es la pregunta que se han hecho muchos hosteleros después de que a partir de este lunes, con la entrada de Aragón a la fase 2 de la desescalada, se pueda abrir otros servicios con los que cuentan. Algunos concluyen con que no, porque ya tienen poco espacio y con la mitad de su capacidad no les compensa contratar ni movilizar más personal. Otros, que cuentan con más espacio, creen que es mejor eso a seguir cerrados y han abierto pero con una peculiaridad diferente a lo habitual, con el suelo señalizado para que sus clientes respeten las medidas de seguridad. Otros establecimientos de Huesca Capital todavía no abrirán este lunes, aunque se están preparando para hacerlo en los próximos días. En su interior huele "a limpio" y a esperanza, porque muchos no renuncian a la temporada de verano.

MIX HOSTELEROS

En la fotografía de este lunes también se han vuelto a ver tickets en los salpicaderos de la capital altoaragonesa, porque la zona azul se reactiva después de casi dos meses paralizada, aunque con un nuevo formato de pago online que se realiza a través de una aplicación de móvil y que guía el camino hacia esa "nueva normalidad" marcada por una vuelta con más distancias, más medidas de protección e higiene.

wer

IN SITU ZONA AZUL

Otros servicios que se retoman con la entrada de la provincia a la fase 2, y todos con cita previa, son la casa consistorial, donde vuelven un tercio de sus trabajadores de forma presencial; las instalaciones al aire libre de la Ciudad Deportiva José María Escriche, el Pabellón Río Isuela, que se habilitó para las personas sin hogar y ahora han vuelto al albergue municipal; la lectura en las bibliotecas, el Archivo Provincial y las visitas al cementerio municipal, entre otros. Estas últimas tendrán una duración máxima de una hora, en grupos de hasta 10 personas y 50 personas a la vez en el interior.

Esta vuelta no solo se ha visto en la capital altoaragonesa. En el caso de Monzón, este lunes se reanudaba la actividad en muchos de los establecimientos hosteleros que todavía no abrieron sus terrazas en la Fase 1, así como en varias autoescuelas y algún gimnasio. Dónde también se ha recuperado la actividad es en la Protectora de Animales El Arca de Santi, que desde este lunes, permite ir a montisonenses y vecinos ir a buscar a aquellos perros que tengan adoptados para sacarlos a pasear, como explicaba la presidenta de la protectora, Vicky Álvaro.

En el Alto Gállego en el sector comercial y sobre todo en el de alimentación la mayoría han prestado servicio. En lo referente a establecimientos de otros sectores con locales más amplios han esperado a la jornada desde este lunes a comenzar a la apertura. Con prudencia se lo está tomando la hostelería, que empezó de forma escalonada con la colocación de las terrazas. Desde este día 25 se han incorporado nuevos bares al poder dar desde este día servicio en el interior del mismo. Algunos esperan para el mes de junio y en caso del Balneario de Panticosa, abrirá para el 17 de julio coincidiendo con el Festival “Tocando el cielo”, y de manera escalonada sus establecimientos según la demanda y con las normas establecidas o que se determinen.

Comentarios