ferrocarril

Crefco califica de "inoportuna" la moción de apoyo a la Travesía Central del Pirineo

Consideran que la TCP supone una “ingente inversión” que no se justifica con la demanda ferroviaria y que Francia “no quiere ni oír hablar del tema”

Mapa de la TCP
Trazado propuesto para la Travesía Central del Pirineo

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) considera “absolutamente inoportuna” la moción aprobada esta semana en el Senado en apoyo de la denominada Travesía Central del Pirineo (TCP), “cuando el proyecto de reabrir el ferrocarril de Canfranc, aunque está muy avanzado, todavía no ha conseguido el acuerdo definitivo y hace más de cinco años que no se hace ninguna obra para modernizar la línea entre Huesca y Canfranc.” Temen que el apoyo a proyectos como este perjudique a la reapertura de la línea ferroviaria por Canfranc.

La TCP, considera la Crefco, “no ha pasado nunca de ser una idea evanescente de la que solo se habla en España y que en Europa se ha quedado en una lista de los proyectos olvidados”. Consideran que “la ingente inversión que supondría perforar un túnel de casi 50 km bajo el Pirineo no se justifica por la actual demanda de transporte ferroviario (para comprobarlo basta consultar los datos del Observatorio Hispano Francés de Tráfico en los Pirineos) ni por la previsible en un futuro de varias décadas. Sus promotores parecen querer ignorar que al otro lado del centro de la cordillera no hay ninguna línea ferroviaria importante que se dirija hacia el norte de Europa y que Francia no quiere ni oír hablar del tema. Plantear la TCP como una supuesta competencia a los corredores Mediterráneo y Cantábrico, y más aún como un envite a los partidos nacionalistas catalanes o vascos, es un error de bulto.”

El Gobierno de España y la Diputación General de Aragón llevan varios años trabajando, junto con el ejecutivo francés y el Consejo Regional de Nueva Aquitania, en un grupo cuatripartito de trabajo apoyado por la Unión Europea, para conseguir la reapertura del ferrocarril de Canfranc. El proyecto recibió un gran impulso cuando, en 2016, se reabrió el tramo Olorón-Bedous. Pero, puntualizan, “todavía no hay decisión firme ni se ha conseguido financiación para recuperar el tramo que falta en Francia, Bedous-Forges d’Abel, ni el túnel internacional. En la parte española tan solo se ha construido la nueva estación de Canfranc, vinculada a un proyecto urbanístico, pero desde que en 2015 se renovó la vía entre Alerre y Plasencia del Monte, no se ha realizado ninguna otra obra de renovación de plataforma y vía, imprescindible para poder cambiar el ancho de la vía y permitir el tráfico internacional. Los proyectos de los tramos Plasencia-Ayerbe, Ayerbe-Caldearenas y Jaca-Canfranc hace tiempo que están redactados, pero pasan los años y las obras no salen a concurso.”

Crefco no quiere ni ori hablar de grandes proyectos por las malas experiencias pasadas, dicen. “En Crefco tenemos la triste experiencia del anuncio de grandes obras en el Canfranc que nunca se hicieron pero que se utilizaron para ocultar la paralización de otras, más modestas pero útiles. Es lo que ocurrió con el supuesto túnel de Sierra Caballera, del que no hay ni estudios básicos pero que sirvió para paralizar los proyectos de renovación de la línea que había impulsado el ministro Álvarez-Cascos. Si entonces fueron los gobiernos socialistas de Rodríguez Zapatero y Marcelino Iglesias los que se excusaron con la historieta del citado túnel para parar los proyectos del PP, ahora es un senador del PP (en realidad del PAR, pero que se presentó en esa lista) el que agita el espantajo. Y lo triste es que ha tenido el apoyo de los senadores aragoneses socialistas y populares.”