canfranero

Crefco denuncia la falta de atención a la línea de Canfranc

La Coordinadora por la Reapertura aprovecha las últimas incidencias para solicitar la renovación urgente de los obsoletos trenes “tamagochi”


La Coordinadora por la Reapertura del Canfranc aprovecha las últimas incidencias por la nieve para solicitar la renovación urgente de los obsoletos trenes “tamagochi”

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha querido expresar su más enérgica protesta “por el lamentable incidente ocurrido este martes en la línea”, cuando un tren que tenía como destino Zaragoza quedó atrapado en la nieve al poco de salir de la estación de Canfranc. Un hecho, explican “que no se habría producido si Renfe y Adif atendieran esta línea como lo hacen con otras similares en el resto de España.”

Crefco quiere hacer llegar su voz, “airada”, a la dirección de Renfe y Adif para pedir que se acelere la modernización de la línea Huesca-Canfranc, pendiente desde hace décadas, así como la renovación urgente de los obsoletos trenes que prestan servicio en la misma. Y, sobre todo, que se mantenga en condiciones para que los trenes puedan circular con normalidad, con independencia de las inclemencias atmosféricas invernales, tan normales como esperables en un ferrocarril de montaña como este.


Explicaciones de Crefco:
Que ayer iba a nevar en el Pirineo era algo sabido, pues lo había anunciado la
Agencia Española de Meteorología que incluso le puso nombre, Gabriel, a la
ciclogénesis explosiva que recorrió todo el norte de la península ibérica. En esas condiciones, lo normal hubiera sido que la máquina exploradora que habitualmente se usa en estos casos hubiera recorrido la parte alta de la línea, entre Jaca y Canfranc, antes de la hora prevista para la circulación de cada uno de los dos trenes regulares de que dispone, pero no se hizo así. ¿Por qué no se dotó de personal a la locomotora que, provista de cuña aparta-nieves, estuvo todo el día parada en la estación de Jaca?.

Hace no tantos años, en Canfranc había una máquina quita-nieves provista de hélices que deshacían el manto nivoso y lo lanzaban lejos de la vía. Cuando se estropeó, se siguió utilizando algunos años más acoplada a una locomotora, pero luego se apartó definitivamente y está cubriéndose de polvo en un cocherón de la estación jacetana.

Como las nevadas son ahora menos cuantiosas, Renfe primero y, tras su creación, Adif después optaron por utilizar tan solo una locomotora a la que se fijaban dos cuñas aparta-nieves (una delante y otra detrás) con la que se podía limpiar no solo la vía general sino también todo el haz de vías de la estación de Canfranc. Este año la locomotora ha subido algunos días hasta la estación internacional pero, curiosamente, solo con cuña en uno de sus extremos, lo que limita sus posibilidades de actuación.

Ayer, esta locomotora estaba estacionada en Jaca, mientras el medio centenar largo de viajeros que intentaban regresar a Zaragoza en tren permanecían en el interior de los dos viejos “tamagochis”, viendo los inútiles esfuerzos del personal de Renfe y Adif para intentar liberarlos de la nieve que cubría la vía.
Desde Crefco queremos agradecer el trabajo de estos profesionales del ferrocarril, así como el de la Guardia Civil, Protección Civil e, incluso, del alcalde de Canfranc, quien también acudió con su pala a intentar ayudar. Al menos, consiguieron que el tren pudiera retroceder hasta el andén para que los viajeros pudieran trasbordar al autobús y al taxi que les llevó hasta su destino, pero con tres horas de retraso.

Comentarios