infraestructuras 

Crefco desconfía de los Presupuestos del Estado para la reapertura del Canfranc

Denuncian que los 7’6 millones de Adif “escasamente darán para renovar de Plasencia a Ayerbe”, y temen que no se cumplan la apertura en 2025

Crefco y Crelof acto reapertura Canfranc 2019
Crefco y Crelof se manifiestan cada año para exigir la reapertura de la línea internacional del Canfranc 

La Coordinadora por la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) muestra su preocupación por la “insuficiente” partida que, con cargo al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), aparece en el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2021. Son 462.000 euros para la reapertura del túnel internacional y, a través de Adif, 7,26 millones para obras de conversión en ancho europeo en la vía.

Esta coordinadora con cerca de 30 años de historia de lucha para la reapertura de la línea sigue de cerca las decisiones que competen al Canfranc y recuerda que, desde que en 2015 se renovó la vía entre Huesca y Plasencia del Monte, financiada en parte por la Diputación General de Aragón que firmó para ello un convenio con el Adif, no se ha realizado ninguna inversión importante en la línea. “Seis años después aparece, por fin, en el proyecto de presupuestos una cifra (7,26 millones de euros) que escasamente dará para renovar la vía en los 19,4 km que separan Plasencia de Ayerbe. De hecho, está previsto que esas obras comiencen en el segundo semestre del año próximo y terminen en el primero de 2022. En ese momento, añaden, todavía faltarán los dos tramos más complejos, el Ayerbe-Caldearenas (37,5 km) y el Jaca-Canfranc (24,7 km), además de la implantación de un nuevo sistema de señalización y comunicaciones en la totalidad del trazado Huesca-Canfranc.

Estación de tren de Ayerbe

La coordinadora explica que aunque “comprendemos que la evidente necesidad de priorizar el gasto en la lucha contra la pandemia del Covid19 y sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas haya limitado las inversiones en otros frentes el año próximo.” Sin embargo, las pequeñas cifras previstas para la línea Huesca-Canfranc en las siguientes anualidades, cuando se supone que el problema del Covid estará ya solucionado o en trance de solución, preocupan muy seriamente a esta Coordinadora. Temen que en 2025, fecha que los estudios más recientes señalan para su reapertura, la línea pueda no estar preparada para permitir el tráfico internacional de viajeros y mercancías.

En el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2021, bajo el epígrafe "Mejora y adaptación para el tráfico internacional de la línea Huesca-Canfranc" aparece, primero, la duración del proyecto que iría de 2014 a 2025, así como la inversión total prevista de 146.157.000 €. A continuación aparecen las inversiones previstas para 2022 (11,979 millones), 2023 (14,520 millones) y 2024 (26,620 millones). En ese momento aún faltarían por invertir, para alcanzar la cifra total apuntada, nada menos que 85,379 millones de euros. Les sorprende que cuando solo se ha previsto gastar en el Canfranc en cuatro años 60,586 millones, se pretenda invertir en un solo año (2025) una cantidad casi un 30% superior.

Anuncio Huesca Televisión
Anuncio Huesca Televisión

No parece que la mejor manera de programar una obra pública de esta importancia sea empezar por cifras muy bajas, que van creciendo moderadamente en años sucesivos y dejar la mayor parte del gasto para el último. Por cierto, en 2023 terminará la actual legislatura, así que la parte del león de la inversión prevista en la línea de Canfranc quedaría en manos del siguiente Gobierno. Además, añaden, “la experiencia nos aconseja no creernos a pies juntillas estos capítulos plurianuales”. Durante varios años apareció en los sucesivos presupuestos del Estado una inversión de ese tipo, por valor de 80 millones de euros, que nunca ejecutaron ni el Gobierno de Rajoy ni, ahora, el de Sánchez.

Por otra parte, sal poner en relación la inversión total prevista con la longitud de la línea (casi 140 km, pues el tramo Zaragoza-Huesca reúne ya las condiciones para la reapertura), ven que corresponde poco más de un millón de euros a cada kilómetro. Teniendo en cuenta las importantes actuaciones pendientes, puede afirmarse que no hay dinero para la electrificación, aseguran. Crefco considera que, por las mismas razones que se está electrificando la Zaragoza-Teruel-Sagunto, la tracción eléctrica es fundamental para el buen funcionamiento de una línea de montaña como es la Zaragoza-Canfranc-Pau.

Comentarios