hemeroteca

Cuarenta años del accidente ferroviario junto a Vicién que causó 11 muertos y 35 heridos

A día de hoy todavía queda algún paso a nivel sin vigilancia

Luis Fraga, hijo de Antonio Fraga, que falleció en el accidente, en los estudios de Radio Jaca
Luis Fraga, hijo de Antonio Fraga, que falleció en el accidente, en los estudios de Radio Jaca

“Mi padre no debió subirse a ese tren, pero es un transporte muy seguro”. Así rememora Luis Fraga el accidente que costó la vida a su padre el 9 de noviembre de 1981. Se conmemoran 40 años del accidente más trágico del Canfranero. Ocurrió por un error humano. El Canfranero de entonces colisionó con un camión que transportaba grava y que se quedó en medio de las vías del tren. El suceso se produjo sobre las 16.30 horas, en una zona de campos a unos doce kilómetros de la capital oscense, entre las estaciones de Tardienta y Vicién. Luis Fraga explica que al camionero se le caló el trailer y escapó. No pudo hacerlo su padre, que estaba junto con el conductor en la cabina, ni los otros 10 fallecidos.

Luis Fraga rememoraba este martes los sonidos de aquel día

Luis Fraga decidió seguir ligado al mundo ferroviario como gran parte de su familia y “en homenaje” a su padre. Ahora es jefe de circulación en la estación de ferrocarril de Canfranc, donde vive y es concejal. “Nunca tuve miedo al tren porque considero que es un transporte muy seguro (…) considero que fue el destino”.

Fue el peor accidente de la historia del Canfranero, que en aquel momento era un Ferrobús de aluminio que quedó destrozado tras el impacto. A día de hoy, cuenta Luis Fraga, sería más difícil que volviese a suceder. Se han eliminado muchos de los pasos a nivel sin vigilancia que existían en aquel entonces.

Los muertos fueron trasladados al Hospital Provincial, y los heridos, a la que por aquel entonces era la residencia San Jorge, de Huesca.

Así lo contó Radio Huesca: "Chaval, tranquilo, te has salvado por los pelos"
El sonido recuperado por Radio Huesca este martes recuerda la crónica de Luis Garcés y Félix Fernández Vizarra, y también recupera sonidos de un testigo directo que habla de una colisión “de horror”, “como si hubiera sido una explosión”. Los micrófonos de Radio Huesca llegaron hasta el punto del suceso cuando todavía salían heridos. Uno de ellos, un joven que estaba realizando el servicio militar. Él pregunta: ¿qué ha pasado?; y quienes estaban auxiliando a los heridos le tranquilizan: “Chaval, tranquilo, te has salvado por los pelos (…) y esto lo vas a contar”.