rescates

Cuatro rescatados en un domingo con niebla, frio y nieve

La Guardia Civil rescataba este domingo a cuatro personas que se encontraban realizando actividades de montaña o senderismo. Los afectados, de edades comprendidas entre los 25 y los 68, se habían desorientado, sufrían esguinces, fracturas o caídas.

Uno de los accidentes ocurría en las inmediaciones del Ibón de Ip, termino municipal de Canfranc. Los rescatados son un varón de 25 años vecino de Granada que resultó con una lesión de tobillo y otro varón de 40 años, vecino de Zaragoza que se encontraba ileso. Sobre las 10’20 horas la Unidad Aérea de Huesca, SEREIM de Jaca y médico del 061 se dirige al lugar de los hechos a pesar de que las condiciones meteorológicas no eran buenas, con fuertes rachas de viento. El helicóptero localizó a los montañeros, tomó tierra junto a los mismos y se procedió a su evacuación a Jaca, donde el médico del 061 le prestó una primera atención al herido, trasladándose por sus propios medios hasta un centro hospitalario con un posible esguince de tobillo.

El segundo de los rescates realizados por la Guardia Civil este domingo se producía sobre las 14 horas, cuando la central 062 de la Guardia Civil de Huesca recibía un aviso informando que un senderista se había extraviado en la zona del barranco de San Martin de la Val d´Onsera, termino municipal de Loporzano, facilitando la posición GPS del extraviado. Se activó a los especialistas del EREIM de Huesca, que se dirigieron al lugar en vehículo y una vez en el lugar continuaron la búsqueda monte a través durante un largo periodo de tiempo, consiguiendo localizar al senderista, un hombre de 68 años que se encontraba ileso, el cual se había desorientado y estaba desubicado en medio de la maleza, siendo trasladado hasta el vehículo oficial y desde allí al aparcamiento donde se encontraba su vehículo.

El último de los rescates de este domingo ocurría en torno a las 16’30 horas, cuando se recibió un aviso indicando que una mujer que se encontraba por la zona del Canal de Izas, había sufrido una lesión en el tobillo que le impedía continuar caminando.
Se dirigen al lugar helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca, SEREIM Jaca y médico del 061. Debido a las condiciones meteorológicas existentes en la zona, con fuerte viento y nieve, se intentó la aproximación hasta el lugar del aviso, siendo imposible ya que no había visibilidad debido a la niebla, por lo que se tuvo que dejar a los especialistas que se dirigieron en vehículo oficial hasta Coll de Ladrones y bajo una fuerte precipitación de nieve y viento caminaron durante más de una hora hasta localizar a la accidentada. Tras proporcionar a la herida ropa de abrigo e inmovilizarle el tobillo con una férula, se le acondicionó en la camilla y se inició el descenso, debido a que se produjo una pequeña ventana entre las nubes, el helicóptero se dirigió al lugar para evacuar a la herida de forma más rápida hasta Jaca, ya que las temperaturas eran muy bajas, siendo trasladada hasta el Hospital Comarcal de Jaca. Se trata de una vecina de Madrid de 68 años que resultó lesionada al resbalar sobre unas piedras mojadas, sufriendo una posible fractura de tobillo.

Comentarios