sucesos 

Detenida una mujer por intento de estafa

Agentes de la Guardia Civil de Fraga  han detenido a una vecina del Bajo Cinca, de 47 años,  como supuesta autora de un delito de estafa a una compañía aseguradora y falsedad documental. En enero de este año,  la detenida se personó en el acuartelamiento de la Guardia Civil para formular denuncia. Según manifestaba, le estaban intentando extraer un total de 1000 euros de dos tarjetas de crédito, hechos de los que habría tenido conocimiento al recibir en su teléfono móvil un mensaje con un código de confirmación para la autorización de los movimientos bancarios, que según denunciaba no había realizado.

El 17 de mayo se recibió en la Guardia Civil de Fraga un correo electrónico de una compañía aseguradora con el que se solicitaba una ampliación de la denuncia dado que, tras la apertura de un siniestro por la supuesta sustracción de un ordenador portátil valorado en 444 euros, una cartera y posterior uso fraudulento de tarjetas de crédito por un valor de 1000 euros, en la denuncia no figuraban como sustraídos el ordenador y la cartera.

Desde la Guardia Civil de Fraga, a la vista de que en ese acuartelamiento se había recibido denuncia de la supuesta retirada de los 1000 euros de las tarjetas de crédito, pero no de la sustracción del ordenador y la cartera, se iniciaron gestiones para esclarecer lo ocurrido y dado que la mujer no presentó ningún tipo de ampliación de denuncia, los agentes se pusieron en contacto nuevamente con la compañía de seguros, la cual les indicó que la víctima ya había presentado la denuncia completa.

Los agentes al no haber recibido ninguna ampliación de la denuncia y al objeto de efectuar las comprobaciones pertinentes, por si la mujer hubiera efectuado nueva denuncia en otro organismo, solicitaron de la compañía les mostrasen la denuncia. Los agentes a la vista de la denuncia comprobaron que el número de la diligencia y los datos de identificación de los agentes eran los mismos que los de la denuncia presentada en enero, pero que la original había sido manipulada y se habían añadido como denunciados un ordenador portátil y una cartera, habiéndose incluso suplantado las firmas de los agentes.