economía

Dos cifras y dos palabras, en la despedida de Carlos Bistuer como presidente de CEOS

El ya ex presidente aseguraba que sus esfuerzos se han centrado en la creación de empleo y en recuperar el tejido empresarial

Carlos Bistuer ex presidente de CEOS-CEPYME Huesca
Superada la etapa de la crisis, el ya ex presidente de CEOS, Carlos Bistuer, asegura que hay que atraer empleo, inversión y población

La Asamblea electoral para el nombramiento de un nuevo presidente de la patronal altoaragonesa contaba con un breve discurso de despedida del presidente saliente, Carlos Bistuer. Asegurando que ha vivido una época de extrema dificultad, se muestra satisfecho de poder decir que, por fin, se ha salido de la crisis. Su mandato, decía, viene marcado por dos cifras y dos palabras: los números de empleos que se perdieron y de empresas que cerraron en la crisis, y las palabras “progreso” y “Huesca”.

BISTUER 1 ADIÓS 19

Bistuer no dudaba en afirmar que le han quitado el sueño los 12.223 trabajadores que dejaron de cotizar en la provincia, entre finales de 2007 y 2013, los peores años de la crisis. El coste que el empleo pagó por la crisis en la provincia fue de casi un 13% de la fuerza laboral. El otro dígito, 1.005 empresas que dejaron de cotizar por sus trabajadores, en torno al 11% del tejido empresarial. Llegó a la presidencia de CEOS encontrando ese panorama devastador. Por ello, afirma que en estos cuatro años, gran parte de sus esfuerzos se han dedicado a crear las condiciones para ayudar a que el tejido empresarial se regenerara.

Además, el ex presidente hablaba de “Progreso”, porque hay que seguir trabajando en claves de progreso futuras, como la Travesía Central del Pirineo, infraestructuras o ejes carreteros y todo ello traducido en inversiones y en presupuestos. Añadía que hay que actuar con los pies en el suelo, pero con la “vista lejos”, y que hay que plantear ya los recursos que se van a poner en funcionamiento dentro de 10 años.

Su otra palabra clave ha sido “Huesca”, provincia muy bien considerada en el exterior, que ha defendido siempre y de cuyas organizaciones empresariales asegura rotundamente que juegan en Primera División, Por ello, destacaba la necesidad de estar cerca de los centros de información, de decisión y de influencia. Y finalizaba manifestando que hoy en día, dichas organizaciones están en disposición de ser lo que quieran ser.

Los retos de cara a los próximos años, en su opinión, pasan por crecer y atraer empleo, para lo que se han sentado amplias bases. Cree que atraer inversión es relativamente fácil, pero para ello será necesario tener población, porque las inversiones no se podrán desarrollar si no hay suficientes habitantes.

Comentarios