sucesos 

Dos detenidos en Huesca por intrusismo en el sector de la seguridad privada

Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Huesca
Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Huesca

Efectivos de la Policía Nacional en Huesca han detenido a dos hombres por un presunto delito de intrusismo en la seguridad privada. Las investigaciones se realizaron en Sallent de Gállego fruto de una actividad inspectora durante un evento musical. Según los datos obtenidos el detenido estuvo ejerciendo como vigilante durante dos meses e incluso la vigilancia de material pirotécnico durante 18 horas. En esta operación también fue detenido el encargado de la empresa de seguridad que le proporcionó el equipamiento y le contrató. Durante este 2019 la Policía Nacional ha realizado 60 inspecciones a empresas y personal que presta estos servicios.

La excusa era ayudar a un conocido y se hizo pasar por él 

Fruto de esta actividad inspectora, los agentes detectaron irregularidades en la habilitación de uno de los vigilantes que conformaban el servicio de seguridad de un evento musical en Sallent de Gállego. Con los datos recopilados se inició una investigación, averiguándose que el identificado carecía de habilitación como vigilante de seguridad y que el distintivo de identificación profesional que portaba en su pecho lo había obtenido mediante falsedad documental.

Este joven, con la excusa de ayudar a un conocido ofreciéndose para entregar su currículum en una empresa de seguridad, utilizó sus datos y se hizo pasar por él ante un empresa de las autorizadas para la fabricación de estas insignias, logrando de esta manera que le proporcionaran una placa con un número de identificación asociado a un vigilante habilitado.

Una vez obtenida la insignia identificativa con la que pudiera evadir una posible inspección, el responsable de una empresa de seguridad le contrató para prestar servicio en diversos lugares y eventos, proporcionándole para ello la equipación para poder ejercer como vigilante (uniformidad, defensa, grilletes), pese a tener conocimiento de que el joven no disponía de la habilitación del Ministerio del Interior, ni por tanto de la tarjeta de vigilante de seguridad.

Según los datos obtenidos en la investigación, el detenido estuvo ejerciendo como vigilante durante dos meses en diversos eventos organizados en la Comunidad de Aragón y en La Rioja, incluyéndole en dispositivos organizados con ocasión de acontecimientos con gran afluencia de público y asignándole incluso la vigilancia de material pirotécnico durante 18 horas.

Por estos hechos, esta persona que ejercía como vigilante de seguridad fue detenida por delitos de falsedad documental y usurpación de estado civil. También el encargado de la empresa de seguridad que le proporcionó el equipamiento y que le contrató para dispositivos de seguridad fue detenido, puesto que fue denunciado por su empresa por haberse apoderado de uniformidad de vigilante de seguridad valorada en 8600 euros.

Comentarios