SUCESOS

Dos detenidos y dos investigados por seis robos de corderos en el Bajo Cinca

En total 184 animales sustraídos que los supuestos autores vendían a un precio bastante inferior al de mercado

Ejemplares de ganado ovino
Ejemplares de ganado ovino sustraídos

El Equipo Roca de la Guardia Civil en Fraga ha detenido a dos supuestos autores de hasta seis robos de ganado ovino en varias explotaciones ganaderas del Bajo Cinca e investiga a otros dos que podrían tener algún tipo de implicación con los sucesos. Los detenidos son dos varones de 21 y 28 años vecinos de la Comarca del Bajo Cinca y los investigados dos varones de 19 y 24 años, uno de ellos de Lleida y el otro de la Comarca del Bajo Cinca.

Tras recibir diversas denuncias relativas a robos de ganado ovino en varias explotaciones ganaderas del Bajo Cinca, se inició una investigación por parte del Equipo Roca de la Guardia Civil de Fraga tendente a la localización del posible autor de los mismos.

En el transcurso de la investigación se localizaron varios corderos en la zona de Fraga, encintados por las patas y que habrían sido abandonados al detectar presencia policial, dándose a la fuga dos vehículos con un ocupante cada uno abandonando el lugar. Asimismo se pudo relacionar estas personas con los posibles implicados en la ‘Operación Serca’ desarrollada en fechas anteriores por el mismo personal del Equipo Roca de Fraga, y en la que se encontró un cordero, en las mismas circunstancias que los hallados ahora y que pertenecía a una de las explotaciones que había denunciado varios robos.

Ante todos los datos recabados se procedió a la explotación de la Operación Aleycar, que culminó el pasado 16 de julio con la detención de dos personas y la investigación de otras dos, por cinco Delitos de Robo con Fuerza en las Cosas y un Delito de Hurto ocurridos en la Comarca del Bajo Cinca, esclareciendo la sustracción de un total de 184 cabezas de ganado.

Con la información recabada se pudo determinar que estas personas formaban un grupo organizado, en el que uno de los miembros planificaba el robo y el resto se encargaba de acceder a la explotación ganadera, encintar a los animales y cargarlos posteriormente. Para poder llegar hasta los corderos, fracturaban los candados de las puertas o escalaban los muros de la explotación. Su finalidad era la venta entre sus círculos cercanos a un precio de 40-50 euros por cabeza, mucho menor que el valor de venta en el mercado legal.

Por parte del Equipo Roca de la Guardia Civil de Fraga se instruyeron diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Guardia de Fraga, siendo los detenidos puestos en libertad con cargos.

Comentarios