vandalismo

Dos jóvenes sorprendidos haciendo pintadas en el Puente San Miguel de Jaca, Bien de Interés Cultural

Uno de los jóvenes denunciados mientras realizaba la pinada en las piedras del Puente San Miguel
Uno de los jóvenes denunciados mientras realizaba la pinada en las piedras del Puente San Miguel

La policía local de Jaca sorprendía este pasado sábado sobre las 20 horas a dos jóvenes que estaban realizando dos graffitis en uno de los puentes más emblemáticos de la zona, el Puente San Miguel. Ambos han sido denunciados.

El Puente San Miguel es uno de los pocos puentes medievales que se conserva en el Pirineo aragonés. Su construcción se fecha alrededor del siglo XV, aunque se desconoce la fecha exacta. Al parecer se localizaba una antigua ermita de San Miguel cerca por lo que tomó este nombre. Se construyó con la función de ordenar los caminos que comunicaban los diferentes valles. Fue utilizado por los peregrinos que se dirigían a Santiago siguiendo la ruta francesa de camino a Navarra. Bajo su gran arco ojival discurre el Río Aragón.

Este monumento arquitectónico cuenta con dos declaraciones de interés histórico. Fue declarado Monumento Histórico-Artístico mediante Decreto de 27 de septiembre de 1943 del Ministerio de Educación Nacional. Sesenta y un años más tarde, el Boletín Oficial de Aragón del día 16 de febrero de 2004 publica la Orden de 22 de enero de 2004, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural del denominado «Puente de San Miguel» en Jaca, conforme a la Disposición Transitoria Primera de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés.

Comentarios