SUCESOS

Dos montañeros y un setero pasan la noche en el medio natural hasta que la Guardia Civil les auxilia

Un hombre de 78 años salió a buscar setas en la zona del Pinar de Abizanda el sábado y el domingo a las 8:00 avisaron de que no había regresado

El setero que se extravió en el Pinar de Abizanda
El setero que se extravió en el Pinar de Abizanda

La Guardia Civil ha realizado tres rescates en el medio natural durante este fin de semana; dos de ellos se trataba de personas que se habían desorientado mientras realizaban actividades. Dos montañeros se perdían en algún punto entre el valle de Estós y el Valle de Eriste con nieve, densa niebla y temperaturas muy bajas y conseguían avisar al 062 a las 0:30 del domingo y la intervención para auxiliarles concluía diez horas después. Una situación similar ocurría con un setero de 78 años que salió al pinar de Abizanda el sábado y el domingo avisaron a los especialistas de que no había regresado a su domicilio. Le hallaron ileso aunque con síntomas de agotamiento.

El Puesto de la Guardia Civil de Naval se dirigía a las 8:05 este domingo al Pinar de Abizanda, donde un hombre de 78 años vecino de Binéfar que salió a buscar setas el sábado habría podido perderse, según el aviso al 062. Una vez en la zona, sus familiares dijeron que le escuchaban muy lejano en una zona de maleza y árboles. Los especialistas avanzaron por el terreno que era muy abrupto y con arbustos de más de metro y medio de altura hasta que localizaron al extraviado. Se encontraba muy débil pero insistía en continuar el camino a pie, a pesar de la dificultad de atravesar la maleza. La Guardia Civil decidía solicitar al GREIM de Boltaña un helicóptero para trasladarle hasta la villa sobrarbense. Allí el personal sanitario le atendió y estaba ileso aunque con síntomas de agotamiento.

La Guardia Civil también realizó otra intervención para auxiliar a otro setero, un hombre de 75 años vecino de Lérida, que se había extraviado en la zona de Benabarre. Las patrullas de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Graus, Seprona de Graus, helicóptero de la Guardia Civil y Bomberos de la Ribagorza se pusieron en marcha tras el aviso a las 14:50 horas porque no supo regresar hasta donde aparcó su vehículo. En menos de dos horas localizaron el vehículo y después, en el interior de un bosque frondoso, hallaron al extraviado. No presentaba lesiones pero se encontraba empapado.

Otros dos montañeros que pasaron la noche en algún punto entre el Valle de Estós y el Valle de Eriste porque se desubicaron. Debido a las inclemencias meteorológicas, en la zona con nieve, densa niebla y frío, les resultó imposible continuar por sus propios medios. El aviso se recibió a las 0:30 horas del domingo. Tras comprobar su ubicación, se les sitúa en la Tuca de Serisueles, en el Valle de Estós. El Greim de Benasque se dirige al lugar y se ve obligada a avanzar por zonas de campo a través porque no existe ninguna senda que acceda allí. Conforme ascienden, la nieve recién caída dificulta su progresión.

A las 5:30 horas decidieron aprovechar la ventana de buen tiempo prevista a primera hora de la mañana y esperar a que a las 7:00 horas les recoja el helicóptero de la Guardia Civil para localizar a los extraviados, un a mujer de 44 años vecina de Tarrasa y un varón de 65 años vecino de Vilanova y la Geltrú. Les localizan a las 10:30 horas y son trasladados a la helisuperficie de Benasque, donde el personal médico corrobora que no tienen lesiones.

Comentarios