BIESCAS

Ecosistemas eternos, mucha miel y diversión para todos en la Feria de Primavera

La cita aragonesa de referencia en la horticultura y la miel llega con catas, actividades divulgativas, una tortilla de 1.502 huevos y conciertos

Presentación de la Feria de Primavera de Biescas
Presentación de la Feria de Primavera de Biescas

Los colores bonitos de la primavera se pueden apreciar en prácticamente cualquier punto del medio natural, pero Biescas es donde mejor se degustan sus sabores. La Feria de la Primavera llega este fin de semana con decenas de propuestas que incluyen actividades divulgativas que sorprenderán, cata y concurso de mieles, actuaciones musicales folclóricas y de instrumentos antiguos y exposiciones sobre naturaleza y medio ambiente. Es la lista de posibilidades que ofrece esta cita ferial que cumple su novena edición y “cada vez va a más”, según el alcalde Luis Estaún. El año pasado se estimó que unas 4.500 personas habían pasado por la feria.


Esta feria eminentemente familiar propugna valores de sostenibilidad ambiental y conocimiento acerca del pasado más remoto. Si dijeran que alguien ha metido un bosque en un bote, cualquiera lo tomaría en un primer momento de manera figurada, pero José Miguel Navarro, técnico del Ayuntamiento de la localidad, lo ha logrado. Su pequeño bosque lleva seis meses cerrado en el recipiente sin ningún tipo de interacción con el exterior. En él conviven plantas, hongos e insectos para recrear lo que él denomina un ecosistema eterno. Es tan solo uno de los ejemplos de los talleres divulgativos para los más pequeños, que asumen buena parte del protagonismo especialmente en esta edición.


La miel y la horticultura, no obstante, son los principales alicientes en esta feria, que se especializa precisamente en estos productos. El concurso de mieles cuenta con siete ejemplos procedentes en todos los casos de Aragón. En esta ocasión también se lleva a cabo la ruta de la tapa, que se elabora con la miel que el año pasado logró el premio del certamen.


Los talleres de minijardines, parterres para niños, exhibición de antorchas pelaires e incluso demostraciones de la tecnología prehistórica son algunos de los muchos ejemplos de reclamos y curiosidades que se podrán aprender en el marco de la feria. A ello hay que sumar las exposiciones sobre la reserva de Ordesa- Viñamala, la luz de la montañas y la primavera en el valle, así como conciertos tanto de ‘Os chotos de Embún’, como de una pareja de hermanos que interpretan mediante el instrumento denominado la txalaparta. El técnico del Ayuntamiento, José Miguel Navarro indica que esta feria “está alcanzando cotas de excelencia que empiezan a ser preocupantes”, en tono irónico.

Comentarios